La misma esquina: motociclista murió en un choque en Ovidio Lagos y Salta

Un joven perdió la vida anoche cuando conducía su moto y colisionó con un vehículo utilitario. Los semáforos aparentemente estaban "tildados".  Una intersección fatal que ya se cobró otras víctimas
     Comentarios
     Comentarios

Un joven perdió la vida anoche en un accidente de tránsito. Se trata de un motociclista que protagonizó un choque con una camioneta en la intersección de Ovidio Lagos y Salta, esquina en la que tuvieron lugar otros siniestros con víctimas fatales. 

Sesde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) informaron que colisionaron un vehículo Renault Duster que transitaba por calle Lagos conducido por Fabiana Belén F. 24 años, con una motocicleta Piaggio Vespa que circulaba por calle Salta conducida por Marcelo Seisas, de 32 años, quien falleció en el lugar por politraumatismos.

Intervino el fiscal de Homicidios Culposos Valeria Piazza Iglesias quién en el lugar de los hechos ordenó pericias de planimetria, relevamiento de cámaras, toma de testimonios y relevamiento de funcionamiento de semáforos.

Cabe destacar que un testigo que pasó anoche por el lugar, antes de que sucediera el choque, pudo confirmar que advirtió que ambos semáforos, tanto el de la calle Lagos como el de Salta, estaban fijos en rojo y amarillo de manera simultánea. El concejal Jorge Boasso ratificó la situación a través de una foto que compartió en Twitter. 

Una esquina trágica

La intersección de las calles Salta y Lagos es un escenario mortal, donde ya ocurrieron accidentes con víctimas fatales. En 1999, allí perdió la vida Antonella Trivissono, cuando el auto en el que viajaba con su familia fue impactado por otro coche. La niña tenía 6 años. En 2003 la Justicia correccional condenó a dos años de prisión en suspenso y a 10 años de inhabilitación para conducir a Matías Colabienchi, el conductor que provocó ese accidente. Sus papás se convirtieron en referentes de la donación de órganos. 

En 2014, un Seat blanco que circulaba por Salta realizó una maniobra para evitar chocar a una moto que venía por Ovidio Lagos. No lo logró, impactó contra la moto y terminó chocando contra un quiosco de diarios de la esquina. En su camino, arrolló a la docente Miriam De Lorenzi, de 55 años, que caminaba por el lugar, quedó atrapada entre el vehículo y el quiosco y falleció horas después.

En tanto, el año pasado, el futbolista Lautaro Andrés González Riaño conducía un Peugeot 208 cuando escapó de un control de alcoholemia en esa misma esquina. En su carrera cruzó un semáforo en rojo en Ovidio Lagos y Catamarca, donde embistió a un motociclista, que horas después falleció en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca).

Comentarios