El conflicto entre la Unión Tranvíarios Automotor (UTA) y la empresa municipal del transporte de pasajeros, la Semtur, tendrá este martes un nuevo capítulo. Es que los delegados del gremio realizarán una asamblea a las 17 en donde decidirán las medidas a seguir ante la negativa de pagar el aumento del 20 por ciento en los salarios de los choferes por parte de la firma estatal.Por su parte, el secretario general de la UTA, Manuel Cornejo, aseguró tras el cruce con la Municipalidad que no había “nada raro" en el hecho de que los empresarios del transporte hayan aceptado casi sin debate completar el aumento del 36 por ciento a los choferes y que también entendía que la municipal Semtur no haya firmado el acuerdo aún. Además, dio a entender que pensar en un paro de manera en las líneas de la firma estatal era algo prematura. Para Cornejo, es lógico que la Semtur no haya firmado el acuerdo justo en el momento en el que el propio intendente Miguel Lifschitz encabeza una campaña para que el gobierno nacional aumente los subsidios para el transporte del interior del país. En ese marco, afirmó que apoya las gestiones que lleva adelante Lifschitz, que por lo tanto "no hay problema aún", aunque advirtió el viernes que pasó que la Municipalidad "tendrá que ver cómo paga" si las mismas fracasan.