Madre de adolescente baleado, imputada y con prisión preventiva

La joven protagonizó una disputa armada en la casa de su ex marido, donde estaba su hijo de 14 años, que recibió un disparo en la cabeza. La acusación es tentativa de homicidio y alcanza también a la actual pareja de la mujer

     Comentarios
     Comentarios

La madre del adolescente que resultó baleado durante una disputa familiar la madrugada del miércoles, en una casa de la zona sur de Rosario, fue imputada este jueves por homicidio en grado de tentativa de su hijo, que permanece internado en grave estado.

También fue imputada por el mismo delito y por el de tenencia de arma de fuego la nueva pareja de la mujer, con la que había concurrido a la vivienda de su ex marido a visitar al hijo adolescente, informaron desde Fiscalía.

En la audiencia realizada por la tarde los Tribunales provinciales, el juez penal Juan Carlos Vienna les dictó a ambos prisión preventiva sin plazo, tal como lo había solicitado la fiscal del caso, Marisol Fabbro.

La mujer, Natalia Romina R., de 33 años, fue imputada por homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, mientras que su pareja (Sergio Jonathan G.) fue acusada por el mismo delito y por portación ilegal del arma.

El episodio en las primeras horas del miércoles en la vivienda de Paraguay al 6000 donde vive el padre del menor baleado.

De acuerdo a la investigación, su madre y la nueva pareja de ésta fueron a visitar al chico a la casa de su padre, donde se produjo una discusión que se inició a los gritos, pasó a los golpes y concluyó con disparos.

En ese contexto, el chico recibió un balazo en la cabeza por el que fue intervenido quirúrgicamente y desde un primer momento permanece con asistencia respiratoria mecánica.

Su madre y la pareja fueron detenidos poco después de la reyerta, cuando concurrieron al Hospital Roque Sáenz Peña por lesiones sufridas, precisó en Radio 2 el periodista Hernán Funes.

Ahora ambos fueron acusados por la tentativa de homicidio y el juez les dictó prisión preventiva mientras se extienda el proceso.

Por su parte el adolescente, de nombre Dylan, continúa internado en estado “crítico” en el Vilela, donde ya superó una cirugía. Se encuentra estable pero no se descarta que, en caso de salvar su vida, le queden secuelas cerebrales.

Comentarios