Siete atentados simultáneos en París, Francia, provocaron este viernes a la tarde al menos 120 muertos, que incluyen unos cien civiles acribillados por terroristas en un teatro. En medio de una conmoción generalizada en ese país, el presidente Francois Hollande, quien fue evacuado del Stade de France donde se produjo una explosión, declaró el Estado de Emergencia y cerró las fronteras.

La serie de siete ataques fue perpetrado cerca de las 22 (18, hora argentina) en el noreste parisino y en los alrededores del Stade de France, en un suburbio norte de la capital. El que más se prolongó fue una toma de rehenes en la sala de conciertos Bataclan, que concluyó con un asalto policial y la muerte de tres terroristas, según informa el canal de televisión "BFMTV". 

En el interior de la sala “Bataclan” se habría cometido una auténtica "carnicería", según esa misma televisión. Incluso algunos sobrevivientes relataron que los agresores mataban “uno por uno” a los civiles rehenes.

"Nos matan uno por uno", indicó la periodista Anne Bayessky en su cuenta de Twitter sobre lo que ocurrió en el interior de la sala de espectáculos. "Es un baño de sangre. Gente escondida dentro están enviando mensajes de texto, pero no hay policías adentro", agregó.  

Unas 1.500 personas se encontraban en la sala en el momento del ataque, cuando tocaba la banda Eagles of Death Metal. 

Antes, el presidente aseguró desde el Palacio presidencial del Eliseo: "Varios ataques terroristas son en curso en estos momentos en varios barrios en París. Solicité refuerzos militares para estar seguros de que no habrá nuevos ataques".

Los atentados

Un ataque en un restaurante Cambodge causó varios muertos, después de que dos personas abrieran fuego a los comensales, señalaron los medios de comunicación franceses.

Las autoridades deslizaron que se trata de un ataque con un arma automática en el restaurante Cambodge ubicado en el distrito 11. Según el periódico Liberación al menos cuatro personas han muerto.

Otro ataque reportado en los medios se trata de una explosión en un bar cerca de Stade de France, donde Francia jugaba ante la selección de fútbol de Alemania.

El presidente francés Francois Hollande estaba en el estadio y fue evacuado tras las explosiones. Inmediatamente, Hollande se dirigió al Ministerio del Interior para "evaluar situación”.

También se reportaba una acción terrorista en una sala de espectáculos Bataclan, con toma de rehenes.

Un periodista de la BBC en la escena informaba que podía ver a 10 personas en la vereda, aunque no podía constatar si estaban muertos o heridos.

La televisión francesa transmitía en vivo.

Más información

Bataclan, la sala del terror: "Matan a todo el mundo"

Evacuado del estadio, Hollande declaró el estado de emergencia

Cristina expresó la solidaridad argentina con Francia

Refuerzan la seguridad en la Embajada de Francia y aeropuertos argentinos

En Twitter, Scioli y Macri repudiaron los ataques en Francia