Ordenan la captura del recolector que arrojó un botellazo durante la protesta

El hombre fue identificado por la Policía de Investigaciones. Este miércoles allanaron su casa y no lo encontraron. La fiscal Valeria Haurigot pidió su arresto. Podría ser imputado por amenazas, lesiones y hasta entorpecimiento del tránsito
     Comentarios
     Comentarios

El hombre que quedó filmado arrojando un botellazo a un transeúnte que filmaba el pasado lunes la protesta de recolectores en Pellegrini y Ovidio Lagos fue identificado y es buscado por la Justicia. Este miércoles la Policía de Investigaciones (PDI) allanó su casa aunque no lo encontraron. Ordenaron su captura.

Agentes de la Región II de la PDI identificaron como Fausto Ariel M. de 31 años al hombre que durante la protesta de recolectores agredió a un transeúnte que filmaba la manifestación, en la que arrojaron toneladas de basura en la vía pública. La fiscal de Investigación y Juicio Valeria Haurigot, que interviene en la causa, ordenó su arresto.

La investigación, en un primer momento, estuvo a cargo de María de los Ángeles Granado, de Flagrancia. Cuando pasó a manos de la Unida de Investigación y Juicio se solicitó la intervención de la Policía de Investigaciones, que reunió evidencia con imágenes de cámaras públicas y privadas y testimonios, entre ellos, el de Horacio, la persona que fue agredida.

Al mismo tiempo, las imágenes de las cámaras pueden ser útiles para saber cuántas personas participaron, quiénes cometieron delitos y cuántos camiones se usaron para la protesta.

El juez Luis María Caterina autorizó un allanamiento que se formalizó a primera hora de este miércoles. La Fiscalía pidió la detención y podría llevar a audiencia al hombre por amenazas, lesiones y hasta entorpecimiento del tránsito, según informó en el programa A Diario el periodista de Radio 2 Hernán Funes. Asimismo, investigan si la maniobra causó impacto ambiental.

En ese sentido, no es menor que comerciantes de la zona remarcaron que debieron bajar sus persianas por el olor nauseabundo y la nula o escasa presencia de clientes.

Los voceros explicaron que, cómo detrás asoma una lucha de facciones y gremios, que llevaron su interna a tal extremo, no se afectan eventuales derechos de protesta social. Entre los argumentos, esgrimen que "la Municipalidad gastó 85 mil pesos en limpieza, el tránsito estuvo cortado más de ocho horas, comercios debieron cerrar y el transporte debió varias recorridos y eso afectó a numerosos usuarios".

Para este miércoles, la propia Municipalidad de Rosario tenía previsto ampliar la denuncia formalizada en la tarde del lunes.

Comentarios