Pago de deuda con bonos y obras: las cinco claves de la polémica

Nación ofreció 32 mil millones de pesos a cancelar con títulos públicos pero como la provincia reclama 54 mil millones, sumarían obras a ejecutar en suelo santafesino. Qué tipo de bonos y de trabajos, es parte de una negociación abierta con tres finales posibles

     Comentarios
     Comentarios

El ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione, confirmó este viernes que la propuesta del gobierno nacional para cancelar la deuda por coparticipación con la provincia consiste en 31.900 millones de pesos en bonos y un plan de obras a ejecutar en tres años.

La oferta incluye varias aclaraciones y pedidos de modificación de la gestión de Miguel Lifschitz, que puede dividirse en los siguientes ejes.

Que la inflación no se coma los bonos

En primer lugar, los títulos públicos que Nación daría a Santa Fe tendrían un plazo de gracia de tres años y la provincia recién percibiría parte del pasivo a fines de 2021.

“Más allá de que el monto está por debajo de nuestras expectativas (reclamaron 54 mil millones de pesos) el tema es cómo nos aseguramos que los bonos no pierdan poder de compra contra la inflación”, afirmó Saglione en el programa A diario (Radio 2).

El reclamo de Santa Fe es fijar “un mecanismo que permita actualizar esos montos de vencimiento y seguir los precios, porque tenemos una inflación creciente”. “No podemos aceptar bonos que no se acomoden con el nivel de los precios”, aclaró.

Cálculos distintos: una brecha de 20 mil millones

El segundo punto en tensión es cómo acercar los 20 mil millones de pesos de diferencia entre lo reclamado y lo ofrecido.

Saglione lo resumió así. La deuda histórica es 23.500 millones de pesos a noviembre de 2015, cuando salió el fallo de la Corte Suprema. Esa cifra nominal actualizada por una inflación acumulada en dos años y medio de casi 100 por ciento, para la provincia asciende a 54 mil millones de pesos (sin el salto que se espera en estos meses tras la fuerte devaluación).

“Nuestro piso rondaba los 50 mil millones y la propuesta es por algo menos de 32 mil millones. Por eso, nos están ofreciendo obras a ejecutar en nuestra provincia”, dijo.

Obras para compensar

“¿Pero son obras nuevas?”, le preguntó Alberto Lotuf al ministro. “Son obras viales y quiero ser claro: hace largos años que Nación, este gobierno y el anterior, nos viene prometiendo a los santafesinos obras que no hace. Este acuerdo permitiría que esas promesas se vuelvan realidad”, respondió.

Y continuó: “Durante la campaña Rosario estuvo inundada de carteles con las obras en la autovía 34, ¿algún rosarino vio la obra? Si logramos que las obras prometidas se ejecuten el acuerdo habrá tenido un buen resultado”.

Durante la campaña Rosario estuvo inundada de carteles con las obras en la autovía 34, ¿algún rosarino vio la obra?"

El ministro aclaró que la deuda no se puede pagar con trabajos porque sería ilegal, como manifestaron otros dirigentes del propio socialismo. Pero señaló que el acuerdo divide, por un lado, el pago de la deuda con bonos, y, por el otro, ofrece la ejecución de obras para mejorar la propuesta.

El equivalente en dinero y una garantía

Las trabajos en suelo santafesino -en rutas y puentes, según adelantó el ministro de Infraestructura José Garibay- implicarían 54 mil millones de pesos en tres años: 2019, 2020 y 2021. En promedio, sería una inversión de 18 mil millones de pesos.

“En el primer semestre de 2018 la inversión de Nación en Santa Fe para obras fue de 1.200 millones de pesos y proyectado al año alcanzaría 2.400”, dijo y calculó que con el acuerdo esa cifra se multiplicaría en los próximos tres años.

“En el primer semestre de 2018 la inversión de Nación en Santa Fe para obras fue de 1.200 millones de pesos"

Saglione señaló que otro de los puntos que se negocian es incluir una claúsula de garantía por “si las obras no se ejecutan y en ese caso se emitiría un bono por la diferencia”.

Ruidos en el Frente y posibles finales

El ministro aceptó que el acuerdo no es el ideal pedido pero “en el marco de un ajuste de obras en las próvincias” y a casi diez años del inicio del reclamo con Hermes Binner, sería una buena salida.

“Queremos evitar ir otra vez a la justicia y apostar al diálogo. No queremos tener que volver a la Corte”, afirmó.

Saglione reconoció que el acuerdo deberá ser aprobado por la Legislatura y para eso deberán convencer a los opositores pero también a los propios. Incluso Antonio Bonfatti, ex gobernador y presidente de la Cámara de Diputados, planteó sus objeciones al convenio en estos términos.

“No queremos seguir esperando indefinidamente. Veremos si Nación accede a modificar los puntos que le hemos planteado, suscribirlo y ponerlo a disposición de la Legislatura”, dijo el titular de Hacienda y local.

Así las cosas, el acuerdo tiene tres destinos posibles. Podría caerse la negociación y Santa Fe recurrir a la Corte Suprema de Justicia (“no hay que descartarlo”, dijo Saglione). Firmarse entre las partes pero caerse en la Legislatura (hipótesis que el ministro prefirió no analizar). O quedar en pie y cerrar un proceso de una década.

Cargando audio...

Gonzalo Saglione (Radio 2)

Comentarios