Cambiemos ganó por amplio margen en Rosario, Sukerman segundo y Javkin tercero

Roy López Molina fue el más votado en la ciudad y se impuso a Anita Martínez en la interna. La suma de ellos superó al total del Frente Justicialista, donde triunfó con claridad Sukerman. Muy pobre cosecha del Frente Progresista y de Javkin, en el centro y en los barrios. Ciudad Futura, cuarta fuerza

     Comentarios
     Comentarios

Cambiemos ganó en Rosario y Roy López Molina fue el más votado. El Frente Justicialista quedó segundo con Roberto Sukerman como claro líder local revalidado en ese espacio. Pablo Javkin no pudo rescatar al Frente Progresista de la caída libre. Ciudad Futura volvió a arrimarse y quedó como cuarta fuerza.

Fueron unas Paso para elegir candidatos a concejal que competirán en octubre por 13 bancas pero también un anticipo de la pelea por la intendencia en 2019. Anita Martínez y el propio oficialismo –que cayó tanto en los barrios como en centro– quedaron heridos en esa ambición. López Molina y Sukerman, todo lo contrario. 

Frente por frente

Cambiemos se impuso con un amplio margen en Rosario en el rubro concejales con tal contundencia que metió el 1-2 de más votados: Roy López Molina le ganó la interna a Anita Martínez (54 a 45 por ciento) y ambos empujaron al partido amarillo en la ciudad hasta el 33 por ciento de los sufragios, con 90 por ciento de las mesas escrutadas. 

Segundo quedó el Frente Justicialista con casi 20 puntos, con una supremacía marcada de Roberto Sukerman (55 por ciento contra 13 de Fernando Rosúa). El ex titular de Ansés y ex edil ya convocó a "la unidad para ganar en octubre".

Tercero lejos, con un tercio de los votos de Cambiemos y menos de un 10 por ciento, aparece el Frente Progresista y Pablo Javkin primero en la interna (81 por ciento contra Sebastián Chale). El actual secretario general del municipio reconoció rápido –a las 21.30– la floja cosecha de su espacio y que deberán “saber escuchar y tomar nota” de las urnas de cara a octubre.

Buena elección de Ciudad Futura, cuarta fuerza con casi seis puntos, con Eduardo Trasante a la cabeza y sin puja en estas Paso. El pastor quedaba cerca de la cosecha de Javkin, lista por lista, y con una marca superior a los 25 mil votos que logró Juan Monteverde en las Paso de 2015.

En un quinto escalón aparecían 1 Proyecto Santafesino (Daniela León), Espacio Grande (Carlos Cossia), el Frente Social y Popular (Majo Gerez) y la UCR de Martín Rosúa. Hasta allí pasaban los 12 mil votos del piso para estar en las generales de octubre.

El Frente de Izquierda (Virginia Grisolía) estaba muy cerca de ser la lista novena pero esta madrugada de lunes faltaban contar más de 200 mesas en la ciudad.

El desplome del oficialismo por seccional

Es llamativa la caída del oficialismo en el mapa de la ciudad. Salvo en tres seccionales en el centro (primera, tercera y cuarta) que salió segundo, en las otras 19 jurisdiccciones finalizaba tercero.

Más aún, en Nuevo Alberdi, territorio donde surgió Giros (Ciudad Futura) quedaban desplazado al cuarto lugar por la lista de Trasante. Algo similar ocurría en Empalme Graneros.

En la otra punta, Roy López Molina venció desde la primera hasta la décima seccional. En los barrios repartió reinado con Anita Martínez (quien triunfó en ocho distritos).

Más pareja fue la jornada de Sukerman, que pasó su interna caminando y mantuvo al Frente Justicialista en segundo lugar en 19 de los 22 distritos.

Punto de partida

Las Primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso) ya pasaron. Lo que se eligió en definitiva fue la conformación de las listas que pelearán por 13 bancas en el Concejo en las generales de octubre.

De las 43 listas de 21 partidos solo quedarán ocho para las generales, quizás nueve. Habrá un reacomodamiento lógico, votarán nuevas personas que no concurrieron (aunque la asistencia fue buena, cerca del 70 por ciento) y cada uno rediseñará sus estrategias.

Muy cuesta arriba parece la tarea de Javkin que saltó de opositor dentro del Frente en 2015 (con apoyo popular, aires de renovación y un discurso de apertura) a oficialista este año y cayó en el tobogán del desgaste de una gestión de casi tres décadas.

López Molina tiene el desafío de retener los votos de Martínez en los barrios y que no se le fuguen a otras fuerzas.

Sukerman deberá abrazar a los propios y seducir a ajenos para superar la barrera de 20 por ciento.

Trasante no es Monteverde pero está el antecedente de 2015, cuando Ciudad Futura triplicó su registro de las Paso a las generales y saltó del quinto lugar al tercero (ganó tres escaños).

León, Cossia, Gerez y Rosúa vienen desde atrás pero tienen dos meses para crecer y buscar una banca. Dicho de otra manera, empieza una nueva elección y todo sigue abierto, aunque para algunos haya aroma a fin de ciclo.

Comentarios