Reclaman el juicio oral por la muerte en el Café de la Flor

A casi tres años del hecho, en el que murió el músico Adrián Rodríguez, aún no hay fecha para el debate oral y público a pesar de que la Fiscalía hizo una rápida investigación y acusó. La querella se lamentó por un nuevo recurso extraordinario que dilata los tiempos

     Comentarios
     Comentarios

"Recibimos la notificación sobre la interposición de otro recurso. Es directo en la Corte de la Nación. Es una nueva frustración en el proceso", dijo Marcelo Cozodoy, abogado de la familia de Adrián Rodríguez, el bajista de Raras Bestias que en octubre de 2015 falleció tras recibir una descarga eléctrica durante una presentación en el bar Café de la Flor, ubicado en Mendoza al 800.

Ese recurso es extraodinario y ante el máximo tribunal del país, lo que dilata los tiempos e impide la continuación de la preliminar, que estaba fijada para el 23 de agosto

A casi tres años, la familia de la víctima sostuvo que nadie los llamó "ni para pedirnos disculpas", como señaló a Telenoche (El Tres) Esteban, uno de los hermanos de Adrián.

La causa

El dueño del bar, Adrián S., y un electricista que manipuló la instalación y dejó desconectado el interruptor, Fernando Gabriel C., fueron acusados pocos meses después de la tragedia por la fiscal Valeria Piazza Iglesias, de la Unidad de Homicidios Culposos, por el delito de "homicidio culposo" en calidad de coautores.

Para el dueño del Café de la Flor pidió 4 años de prisión efectiva y 10 años de inhabilitación para ejercer actividades comerciales. Su defensor es quien presentó un un recurso extraordinario ante la Corte de la Nación tras una audiencia preliminar en la que no le dieron una probation que pretendía.

En tanto, para el electricista, solicitó 5 años de prisión efectiva y 10 años de inhabilitación para ejercer su oficio y otro tipo de actividades similares. No apeló y espera el juicio.

Por su parte, el inspector de la Secretaría de Control y Convivencia Pablo Andrés A. afronta, en otra causa, un pedido de tres años de prisión de ejecución condicional y 10 años de inhabilitación para ejercer cargos públicos para el agente municipal. 

Según fuentes de Ministerio Público de la Acusación, fue el último que estuvo en el bar e informó que estaban las condiciones adecuadas para su funcionamiento. Sin embargo, a partir de un informe de peritos, la Justicia entiende que las instalaciones tenían deficiencias importantes desde un tiempo atrás. También quedó a la espera del proceso oral y público.

Cabe destacar que todos están en libertad.

Comentarios