Parece que al veranito le queda poco y que en cuestión de horas el invierno volverá a ser invierno en Rosario. Según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional, la temperatura mínima prevista para este domingo es de 5 grados, casi la mitad de la que se registró en el momento más frío de este sábado.

 

Luego de varios días de sol y temperaturas al menos primaverales, con el termómetro arriba de los 20 grados, se espera que en la madrugada del domingo la temperatura descienda considerablemente y aparezcan incluso algunas lloviznas, mientras que la máxima del día sólo alcanzaría los 17 grados.

 

De todas maneras, el tiempo continuará "loco" durante la semana, ya que desde el lunes comenzará a regresar de a poco el aire templado, para alcanzar hacia el martes máximas de 25 grados.

 

Sin embargo, la amenaza de lluvia siempre estará latente, ya que el pronóstico dice "inestable" hasta el miércoles inclusive.