Lo más importante

“Yo fui el que lo tumbó a Cantero”

Así reforzó el ex comisario de la seccional 19ª, Carlos Schmidt, su negativa a la acusación de estar vinculado a la banda narco de Walter Jure. A pesar de ello, el fiscal Gambacorta insiste en avanzar en la investigación en base a escuchas telefónicas
0 Comentarios
0 Comentarios

 

Carlos Schmidt, hasta ayer el comisario de la seccional 19ª, se defendió ante el juez Carlos Vera Barros y negó el delito de comercialización de estupefacientes –doblemente agravado por la participación de dos o más personas y por ser funcionario público–. El fiscal federal Mario Gambacorta considera que le otorgaba protección a la organización liderada por Walter Daniel Jure, un rosarino condenado a ocho años de prisión por trasladar un cargamento de 200 kilos de marihuana en 2003 en la localidad de Malabrigo y que la semana pasada quedó detenido por traer una carga de cocaína a la ciudad.

De acuerdo a lo que señaló Gambacorta en Radiópolis (Radio 2), durante la indagatoria, el policía recordó, en favor a su defensa, que fue quien detuvo a Ariel “El viejo” Cantero. “ Si yo estuviera en la droga, a Cantero le hubiera dicho que me trajera dos carretillas llenas de plata y me las traía. Y no lo hice. Apenas lo agarré me comuniqué con la jueza Alejandra Rodenas y lo puse a disposición de la Justicia", declaró. “Schmidt se resiste a las acusaciones”, remarcó en diálogo con Roberto Caferra.

Según explicó, “la causa contra Schmidt se inicia a partir del desprendimiento de otra, con la existencia de una serie de escuchas telefónicas que podían estar vionculadas al narcotráfico. Toma un giro inesperado el 4 o 5 de septiembre con escuchas de significativa relevancia en cuanto a la posibilidad de una bajada de estupefacientes desde el norte a Rosario”.

“Existe un nexo a nuestro criterio, por llamadas telefónicas del comisario o gente allegada a comisario o personas ligadas al principal investigado. Existen sospechas como para recibirle una declaración indagatoria”, indicó el funcionario sobre la implicancia del uniformado en la organización. Luego, no descartó que haya otros policías implicado.

“Schmid se resiste a la acusación pero se seguirá avanzando para probar y comprobar las afirmaciones”, destacó y aseguró que el patrimonio del comisario es una de los principales objetivos a investigar.

El diario La Capital publicó hoy las voces de los abogados de Schmidt. Mariano Scaglia y Hernán Tasada aseguraron que “es un disparate que se sindique a Schmidt, una persona que no tiene antecedentes penales de ningún tipo, con una banda que vende drogas" y agregaron: "Él expresó que no conoce a los integrantes de esta banda y dejó su teléfono para que se analice y perite a fin de demostrar que no hay llamadas entre ellos", explicó.

En rigor, la prueba de cargo que impulsa la acusación del fiscal Gambacorta no es por un contacto directo al teléfono del jefe de la 19ª. Si bien el fiscal que lleva adelante la investigación omitió ayer el contacto con la prensa, pudo conocerse por fuentes de la causa que el elemento que complicaría a Schmidt es una escucha telefónica captada por el Departamento de Interceptación y Captación de las Comunicaciones (DICOM).

Según ese audio, de mediados de septiembre, Walter Juré envió a uno de sus laderos a la comisaría 19ª "a hablar con el Gringo" (ver aparte).

La orden era que le entregara 8 mil pesos y el último número de celular de Jure. Pero una vez en la seccional de bulevar Seguí al 5500, el nexo de Jure se comunicó con su patrón y le pasó con el comisario para que charlaran. Esa conversación habría quedado grabada por la DICOM y engrosaría el expediente contra la organización que según la acusación lidera Jure, acusado de traficar hacia Rosario 102 kilos de cocaína secuestrados el viernes pasado.

De acuerdo a lo que informa el diario, la caída en desgracia del comisario Schmidt comenzó a adivinarse a partir del sábado a la madrugada cuando la casa en la que vive su ex pareja, en el barrio Jorge Cura, fue allanada por efectivos de Gendarmería Nacional. Según sus abogados defensores Schmidt no reside allí desde hace tres años. Tras el feriado largo, los abogados Scaglia y Tasada presentaron en representación de Schmidt un escrito ante el juez federal Vera Barros pidiendo la excepción de prisión. Un trámite que se resuelve en 48 horas.

Mientras corría ese tiempo judicial, efectivos de la Policía Federal se hicieron presentes en la Jefatura de la Unidad Regional II anteayer a la noche e informaron al jefe de policía rosarina, Miguel Oliva, que Schmidt era requerido por la Justicia Federal en una causa por tráfico de estupefacientes. Entonces lo convocó a Jefatura y lo hizo detener. Fue trasladado al Destacamento 2 de Gendarmería.

La cronología de la investigación sobre Juré y su gente marca su inició hace 45 días, a partir de una información brindada por el Ministerio de Seguridad de la provincia a los fiscales Mario Gambacorta, Viviana Saccone y el juez federal Carlos Vera Barros. Esa causa, según Gambacorta, incluyó intervenciones a más de diez celulares, lo que permitió conocer cuándo la droga sería traída a Rosario desde el norte del país. El secretario de Seguridad de la Nación Sergio Berni llegó a la ciudad el martes para presentar el operativo junto al ministro de Seguridad santafesino Raúl Lamberto.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo