Lo más importante

Cronología del arte rosarino en un registro

“Anuario. Registro de actividades artísticas. Rosario 2014” organiza, mes a mes, distintas prácticas que tuvieron lugar en espacios públicos y privados. Escritores, poetas, docentes, artistas y periodistas, entre otros, ofrecen sus capturas a través de textos de distinto corte. Rosario3.com entrevistó a Lila Siegrist, una de las editoras del volumen que publica Yo Soy Gilda
0 Comentarios
0 Comentarios

Anuario es la construcción de un documento que pretende registrar las prácticas artísticas, mayormente las vinculadas a las artes visuales, de la ciudad”, explica  Lila Siegrist a Rosario3.com.  La artista rosarina coedita junto a Georgina Ricci y Pablo Montini Anuario. Registro de actividades artísticas. Rosario 2014, que publica la editorial por Yo Soy Gilda.

El citado volumen organiza de un modo cronológico –mes a mes– crónicas, registros documentales, reseñas de libros y muestras, entrevistas y “algunos textos de corte más poético”.

Esas capturas testimonian distintas actividades que habitaron los espacios culturales –públicos y privados– durante el último año. Los mismos van desde un monólogo interior acerca una ciudad que “descubrió” el río, a un abordaje (con entrevista incluida) acerca de la muestra Debut y Despedida, de Marcos López.

De allí se puede llegar a las exhibiciones La Vigil a través de sus colecciones y Yo, Sandro, por citar sólo cuatro de los 412 escritos que integran el volumen, a los que se suman un “Mapa de gestión cultural” y un texto de cierre.

Entre lxs autorxs que ofrecen esos recortes personales aparecen escritorxs, poetas, docentes, artistas y periodistas, entre otros y otras; todxs ellxs, de un modo más o menos explícito, proponen un diálogo con quien lee.

“Tiene una voluntad con el lector, no sé si inquietante, pero increpante; seguro que despierta atención, curiosidad y voluntad de indagar más sobre una ciudad que, a veces, se presenta trasparente”, señala la fotógrafa y “militante de la cultura y las artes visuales”.

En tanto que, sobre esta cualidad “polifónica” que define al Anuario, Siegrist asegura que la iniciativa “siempre pretendió ser un recorte laxo y bastante general de lo que la ciudad va generando”.

 “Lo que tratamos con este registro analógico es volverla más visible”, expresa la autora de Vikinga Criolla (Yo soy Gilda, 2012).

Además, un mismo hecho puede registrar tres o cuatro voces diferentes “para tener una capacidad analítica diversa y generosa”.

“Los contenidos siempre se manifiestan de este modo. Y eso es para mí el signo distintivo de nuestro trabajo y de nuestro proyecto”, completa.

Renglones como fugas

La portada de Anuario no presenta más información que el título y el año que compila. El resto simula una hoja de carpeta con renglones sin uso.

“Pretendimos dejar el espacio en blanco para dar lugar a la idea de otro, para dejar suspendida la idea de cierre, que no sea definitiva” –indica Siegrist–. Siempre hemos utilizado documentos. La primera tapa fue para un texto de César Aira. Y en los siguientes, documentos relacionados con la historia de la ciudad”.

La mitad de una década

El proyecto que gestó el tándem Siegrist-Ricci-Montini “como una necesidad de dar lugar a las voces de los colegas”, al cabo de un lustro se ha convertido en un documento de consulta más allá de la propia ciudad que testimonia.

A la hora de ensayar un balance, la co-editora asegura que es posible interpretar el paso del tiempo a partir de los tres ejes que han organizado el trabajo en estos cinco años.

“El primero es nosotros tres en tanto editores de un proyecto. El segundo es la ciudad vista desde los 270 autores que participaron, algunos de modo repetido y otros de un modo singular, en cada libro. Y el tercero, la ciudad generando fenómenos. Y cómo (esos ejes) se han ido corriendo de lugar, desde lo autogestivo hasta lo institucional, desde lo equipamientos culturales a las políticas públicas”, asegura Siegrist.

Cuándo y dónde

La presentación de Anuario. Registro de actividades artísticas. Rosario 2014 es este martes, a las 19, en Gran Mercado, avenida Arturo Íllia 1701. La actividad es abierta y la invitación apunta –particularmente– a quienes “quieran descubrir una nueva mirada de la ciudad”.

Además, allí se podrán comprar los ejemplares a un precio diferenciado.

El Anuario estará disponible en las librerías a partir de la mañana de este miércoles.

Cargando audio...

Lila Siegrist habla de "Anuario". ()

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo