El Ministerio Público de la Acusación (MPA) recibió este lunes el resultado de las pericias ordenadas en el marco de la investigación por el ataque al ex jefe de la Policía Federal delegación Santa Fe Mariano Valdés. El análisis de la trayectoria de las balas indicó que el comisario se disparó accidentalmente en la ingle derecha al iniciarse el tiroteo con las personas que discutió. Además, se comprobó que el impacto de bala de su brazo derecho fue efectuado por un tercero que aún no está identificado.

Mariano Valdés e Higinio Bellagio, comisario y subcomisario de la Policía Federal (PFA) respectivamente, serán imputados este martes a las 11.30 en los tribunales provinciales de Villa Constitución, ya que en esa jurisdicción ocurrió el hecho. Se presume que la Fiscalía acusará al ex jefe policial por más de seis delitos, entre ellos, incumplimiento de deberes de funcionario público y encubrimiento.

La pericia médica había señalado que la herida de bala del comisario había sido realizada por un disparo a una corta distancia, estimada en unos 30 centímetros. La bala fue encontrada en un rastrillaje que se hizo después de esa información de los especialistas médicos. Estaba encamisada y enterrada en la escena del hecho, en la autopista Rosario-Buenos Aires, a unos 200 metros del puente de acceso de Villa Constitución.

En ese marco, la pericia balística arrojó que la herida de bala de la ingle hace presumir que se disparó accidentalmente cuando se aprestaba a subirse al auto en el inicio del tiroteo con otras personas.

El análisis balístico que entregó Gendarmería este lunes, en tanto, exhibió que Valdés sí fue baleado en el brazo derecho por una persona que no está identificada por el momento. Y que los orificios de bala en la luneta trasera, en las ventanillas izquierdas trasera y delantera, corresponden a un intercambio de disparos.

Esta información que se incorporó a la investigación contrasta fuertemente con las dos declaraciones que hizo el policía, quien insistió en un violento intento de robo "al voleo".

Si bien resta la llegada del recorrido del GPS del Ford Focus en el que se desplazaba Valdés y la joven acompañante, se infiere por el material obtenido en la causa que la escena del hecho fue la encontrada y rastrillada.

De la camioneta en la que circulaban los sospechosos aún no hubo avances. Será clave el relevamiento de cámaras del corredor vial y de las estaciones de servicio, cuyas imágenes se analizaban este lunes.

Más información

Caso Valdés: para Sain, la Justicia federal quiso "robar" la causa del ataque al policía

“Valdés no fue herido por una interna policial pero no sabe por quién”