María Teresa es la mamá de Carla Alfaro, la joven que sobrevivió al choque que protagonizó Matías Capozzuca en 2005 pero quedó postrada en una cama desde entonces. La mujer cuestionó la decisión del juez Rodolfo Zvala, que este martes habilitó al responsable del siniestro a tramitar la licencia de conducir.

“No le tendrían que entregar nunca más el carné”, se quejó María Teresa en contacto con el periodista Daniel Amoroso de El Tres. Con lágrimas en los ojos y aferrada a la mano de su hija, la mujer cuestionó la decisión de Zvala, quien dio por cumplidos los diez años de inhabilitación que Capozzuca arrastraba como parte de la condena por el siniestro vial en el que murieron Úrsula Notz y Nayib Abraham y Carla quedó con secuelas irreversibles.

“Esto es lo que dejó y se lava las manos”, apuntó y aseguró que nunca, en todos estos años, Capozzuca ni nadie de su familia se comunicó con ellos. Al lado suyo Carla la seguía con la mirada.

La madrugada del 22 de mayo de 2005 Capozzuca, de por entonces 18 años, manejó alcoholizado un BMW de la agencia de su padre. Con él estaban Úrsula, Nayib y Carla cuando mordió el cordón y chocó contra un árbol en avenida Rivadavia y Santiago. Venía a alta velocidad.

Estuvo ocho meses detenido en una comisaría; cuando apelaron la primera condena, recibió finalmente tres años de prisión condicional y quedó en libertad, aunque con una restricción para manejar por diez años. Esa restricción es la que dio por cumplida la Justicia rosarina esta semana aunque ya el año pasado Capozzuca intentó tramitar otra vez el carné directamente en Distrito Centro, sin aval judicial.

Más información

Dan por cumplidos a Capozzuca los diez años de inhabilitación para conducir