Este martes por la noche, dos balaceras sacudieron el macrocentro de Rosario. Y el impacto fue mayor cuando se supo que los dos domicilios atacados están vinculados al juez Ismael Manfrín, presidente del tribunal que condenó recientemente a la banda narcocriminal Los Monos. Fuentes policiales y judiciales investigan si estos hechos pueden tener que ver con el reciente traslado de Guille Cantero y Ema Chamorro a cárceles federales.

El primer de los ataques se registró en el frente de una vivienda de Italia 2118, en el barrio del Abasto de Rosario, en jurisdicción de la comisaría 5ª. Allí, personal del Comando Radioeléctrico dio cuenta de que dos personas desconocidas a bordo de una moto efectuaron detonaciones. Sucedió alrededor de las 21.15.

El juez Manfrín leyendo las sentencias a Los Monos (Rosario3.com)

Según testigos del barrio, en la vivienda baleada vivió haqsta hace dos meses el juez Manfrín, hasta que se mudó. En el lugar se levantaron seis vainas de calibre 9 milímetros. Actuó la PDI y no hubo lesionados.

En Montevideo 1040 fue la otra balacera, de la que no se dio información oficial. Se dio a los pocos minutos del ataque ocurrido en Italia al 2100. Cerca de allí vivió Manfrín hace muchos años, alrededor de una década.

Impactos de bala en Montevideo al 1000 (Alan Monzón/Rosario3.com)
Impactos de balas en la casa de Montevideo al 1000 (Alan Monzón/Rosario3.com)

Manfrín presidió el tribunal del juicio que el pasado 9 de abril condenó a Los Monos por asociación ilícita y 5 homicidios dolosos.

El sábado pasado ordenaron el traslado de Guille Cantero y Ema Chamorro, condenados en el marco del juicio que presidió el juez Manfrín, a cárceles federales. Fuentes policiales y judiciales presumen que estos dos hechos tienen relación con ese traslado.

Lo llamativo es que Manfrín sólo recibió la comunicación de que serían trasladados, no incidió ni decidió el traslado de Cantero y Chamorro. Quien rechazó el hábeas corpus el pasado viernes fue el juez José Luis Suárez.

Más información

Trasladaron a Guille Cantero y Ema Chamorro a cárceles federales

“Las balas entraron por los vidrios, a metros de mi hija de 9 años”