“Malestar”, “preocupación” y hasta “mucho dolor” fueron las palabras que utilizaron los dirigentes gremiales tras la decisión del gobierno provincial de cerrar las paritarias por decreto y descontar los futuros días de paro a los trabajadores que se plieguen a medidas de fuerza. La medida se conoció mientras se realizaba una manifestación conjunta de los gremios en Rosario.

El secretario gremial de Amsafé provincial, Javier Almirón, aseguró que el anuncio “hace un daño importante para este año y para los futuros” porque impone “un modo de resolver autoritario que va a traer consecuencias graves”.

“Esto genera preocupación y malestar por cómo se tramita una discusión que tiene su ámbito”, dijo y agregó sobre el descuento de días de paro: “Es una metodología que se lleva a cabo en otras provincias. El gobierno cada vez más se parece al PRO, a (María Eugenia) Vidal y (Horacio) Rodríguez Larreta”.

“Mucho dolor”, fue la primera reacción de Martín Lucero, titular de Sadop, y explicó: “Este decreto del gobernador de cerrar la discusión es la partida de defunción de la paritaria docente que costó muchísimos años”.

“Es un terrible error del gobierno de Santa Fe que rompe el legado de lo que fue el Frente Progresista”, añadió en el programa La primera de la tarde (Radio 2) y consideró que los maestros más allá del descuento de los días de paro “van a dar la lucha”.

Jorge Hoffmann, secretario general de ATE Santa Fe, se mostró sorprendido: “Me llama muchísimo la atención esta amenaza de descontar los días de paro”.

“Vamos a denunciar al gobierno por práctica desleal porque no en todas las situaciones se actúa así, es decir que el gobierno está eligiendo a quién aplicarlo”, agregó.

En el mismo tono, Eduardo Taboada, de Amra, dijo que la medida dispuesta por Miguel Lifschitz “es inapropiada” y pidió retomar el diálogo.

Más temprano, desde la manifestación conjunta realizada en Rosario, Gustavo Terés de Amsafé Rosario calificó la medida de “arbitraria” y de “amenaza” contra los trabajadores.

Los docentes ya fijaron un paro de 48 horas para el próximos miércoles 4 y jueves 5 de abril y el resto de los sectores en conflicto podría sumarse con distintas modalidades, adelantaron los dirigentes.

Más información

“La rebelión de los estatales”: marcha y unidad contra la oferta salarial

La provincia paga el aumento por decreto y descontará días de paro