El hábito de fumar puede influir en la salud de las encías

Muchos de los componentes del cigarrillo podrían modificar la respuesta del individuo a la enfermedad periodontal, que es un proceso infeccioso e inflamatorio

     Comentarios
     Comentarios

El tabaquismo es el hábito más nocivo y de mayor prevalencia en nuestra civilización, la mayoría de los fumadores se inician en el hábito durante la adolescencia. 

El humo del cigarrillo es una mezcla muy compleja de más de 5.000 componentes conocidos, entre ellos la molécula adictiva y psicoactiva principal, la nicotina. Muchos de estos componentes podrían modificar la respuesta del individuo a la enfermedad periodontal. 

La enfermedad  periodontal es  un proceso  infeccioso e  inflamatorio  que afecta  las encías  y  ocasiona  daños en  los tejidos que sostienen al diente. 

Existen dos tipos de enfermedad periodontal:  

Gingivitis: afecta solo la encía y es reversible. 

Periodontitis: hay inflamación de la encía, destrucción de hueso, movilidad y  pérdida de dentaria. 

Puede  asociarse  a  determinados  factores  de  riesgo  como  ser;  la  predisposición  genética,  las  bacterias, las enfermedades sistémicas y además tiene una íntima relación con el hábito de fumar. 

Numerosos estudios demuestran que el hábito de fumar produce una disminución en el aporte de sangre a los tejidos, disminuyendo la respuesta defensiva de estos a la enfermedad periodontal. Así como también un agravamiento de la lesión e incluso un retraso en la cicatrización a nivel de la encía y del hueso.

El grupo PerioTeam 5 perteneciente a la Cátedra de Periodoncia de la Facultad De Odontología de la UNR, estudia hace más de 15 años las distintas poblaciones humanas la relación de la enfermedad periodontal con el hábito de fumar e incluso si la condición de fumadores pasivos (personas no fumadoras que están en contacto con el humo de cigarrillo) influye sobre la salud oral. 

Este grupo está conformado por: Docentes Investigadores: Dres. Feser Gustavo, Gulino Mariana, Dulong Ivette,  Antuña María Virginia, Boccio Ileana, Quintero Anabela, Barros Andrés e integrantes en recurso humano: Bello Delfina, Basaldella Nazaret, Grimoldi Carla, Gonzalez Riaño Emiliana y asesores como los Dres. Radica, Ernesto y Funosas, Esteban. 

A lo largo de estos años hemos publicados estudios relacionados con el hábito de fumar a nivel nacional e internacional demostrando que, los individuos fumadores tienen dos veces más posibilidades de desarrollar pérdida óseas a nivel oral. 

Los fumadores leves (hasta 10 cigarrillos por día) también tienen casi dos veces más chances de desarrollar pérdida óseas en sus bocas. 

Los fumadores pesados (20 cigarrillos por día o más) tienen casi tres veces más posibilidades de tener enfermedad periodontal severa y pérdida óseas de mayor gravedad. 

La inhalación del humo de segunda mano o fumador pasivo también tiene probabilidad de desarrollar enfermedad periodontal  demostrado por nuestros estudios a mediano y largo plazo.  

A pesar de las medidas de prevención y educación instaladas en las últimas décadas los  fumadores pasivos van en aumento, teniendo una asociación directa entre las retracciones en las encías,  el sangrado gingival y la pérdida de hueso a nivel dentario.  

La consulta odontológica periódica y la prevención es la mejor manera de prevenir estas lesiones.  

Comentarios