El río no para de bajar: las causas, los trabajos que se realizan y los peligros

Las aguas del Paraná registraban una altura menor a los dos metros y medio a la altura de Rosario. En distintas guarderías se hacían tareas de dragado. Los riesgos para las embarcaciones. Las imágenes

     Comentarios
     Comentarios

El río Paraná está en una de sus bajantes más importantes de los últimos años. Por estas horas, las aguas se encontraban a menos de dos metros y medio a la altura de Rosario y eso obligaba a las guarderías de embarcaciones a realizar tareas de dragado. Los expertos hablaron de las causas de esta situación y también se refirieron a los peligros que implica.

Daniel, el gerente de una guardería de avenida Colombres al 1400, charló con el periodista Juan Pedro Aleart en De 12 a 14 (El Tres), mientras la cámara tomaba las tareas de dragado que se estaban realizando.

“Estamos trabajando desde que empezó la bajante en los dos sectores; en el de las lanchas grandes y el de las lanchas chicas”, detalló el encargado del lugar.

Daniel contó que el río “ha bajado muchísimo en muy poco tiempo” y advirtió que “el principal motivo es el clima, la falta de lluvias”.

El gerente de la guardería rosarina recordó que “en 2009 pasó algo similar, también tuvimos que dragar y estuvimos operables”.

Raúl Rainone, titular de Defensa Civil de la Municipalidad de Rosario, habló con el periodista Gustavo Poles en el programa La primera de la tarde (Radio 2) y ratificó que “el río marca una altura de 2,40 metros, que genera algunos inconvenientes en la parte de la costa, sobre todo en las guarderías”.

“Otro problema que genera es en la isla, para aquellos navegantes que no conocen muy bien la zona, pueden quedar varados, provocando accidentes”, advirtió.

Rainone aclaró que por el momento esta bajante no genera problemas en la toma de agua del río para la potabilización y la distribución a los usuarios. Según las proyecciones, esta situación se normalizaría en los próximos 10 o 15 días.

Comentarios