Lo más importante

La "ley Bertero" pasó al Senado y preparan resistencia

El proyecto que limita las fumigaciones a 100 metros de zonas urbanas deberá tratarse, a partir de la próxima semana, en cuatro comisiones de la Cámara alta. La multisectorial Paren de Fumigarnos lo considera permisivo y hará una caravana por pueblos. Si es ley, pedirán la “inconstitucionalidad”. Senadores reconocen presiones y aseguran que fijar una posición justa “es complicadísimo”
0 Comentarios
0 Comentarios

Integrantes de la multisectorial Paren de Fumigarnos preparan una serie de acciones para resistir el avance del proyecto de ley de agroquímicos de la diputada socialista Inés Bertero, que la semana pasada obtuvo la media sanción en Legislatura santafesina. Las organizaciones, que exigen una mayor restricción del uso de herbicidas cerca de zonas urbanas para proteger la salud de la población, indicaron que “el agronegocio actuó fuertemente sobre los legisladores” y adelantaron que si el Senado llegara a aprobar el texto con los límites que se establecieron en Diputados harán una presentación para impugnar la ley por “inconstitucional”.

La expectativa ahora está puesta en la Cámara de Senadores provincial. “Vamos a tener que legislar sobre el tema, lo pide la gente”, dijo a Rosario3.com el senador del PJ por el departamento Castellanos, Alcides Calvo, quien agregó que no existe una posición común entre los integrantes del bloque peronista, mayoritario en la Cámara alta.

Particularmente, opinó que “más que fijar límites hay que establecer buenas prácticas” en el uso de agroquímicos. Calvo dijo que en congresos del Inta y en debates sobre el tema realizadas en Estados Unidos se explica que es más relevante el factor climático que la distancia de las fumigaciones. “Podés fijar un límite de prohibición de fumigaciones a 800 metros de la zona urbana pero si después aplicás agroquímicos con un viento de 80 kilómetros por hora, la línea agronómica no sirve de nada”, graficó.

Si las organizaciones hacen mucho hincapié en contra de la ley seguramente varios senadores van a repensar su posición”

El senador de Castellanos dijo que está de acuerdo con una normativa que establezca mayor control pero aseguró que si se “fija una línea agronómica de prohibición de 800 metros no se va a poder producir en muchas partes”.

“Lo mínimo es ir avanzando de a poco. Estoy de acuerdo con que tenemos que tratarlo, veremos cómo salen los números pero si las organizaciones hacen mucho hincapié en contra de la ley seguramente varios senadores van a repensar su posición”, dijo Calvo. Consultado sobre las presiones de los sectores ligados al agronegocio sobre los legisladores, Calvo reconoció: “Hay de un sector y del otro. Eso fue lo que nos detuvo años anteriores. En ambos casos hay posiciones muy extremistas y legislar con eso es complicadísimo, para tener una decisión justa”.

Caravana por los pueblos y otras acciones

El próximo sábado en un plenario de organizaciones que integran Paren de Fumigarnos se terminarán de definir medidas de acción para oponerse al avance de la ley Bertero y pedir una norma más restrictiva.

María Victoria Dunda, representante de la red de abogados de la multisectorial, anticipó que en las próximas semanas realizarán una “caravana por la vida” que partirá de Rosario y llegará a Ceres, por la ruta 34, pasando por cada pueblo, para concientizar sobre la problemática del uso de agroquímicos.

Por otra parte, argumentó que la denominada “ley Bertero” sería inconstitucional porque no respeta la “no regresión” del derecho ambiental que establece la Constitución Nacional y tratados internacionales. La abogada detalló que la normativa vigente establece “un resguardo hasta los 500 metros del límites de las localidades” y el proyecto con media sanción “es más permisivo que la norma actual”.

La iniciativa de la diputada socialista establece que podrán aplicarse agroquímicos de clase toxicológica de banda verde o azul (entre los que se incluye el glifosato) a partir de los 100 metros del límite urbano si existiera con un borde vegetal de amortiguación y de los 200 metros si no estuviera esa barrera forestal. Además establece que veedores (ingenieros agrónomos) deberán controlar esas aplicaciones.

Lo que Paren de Fumigarnos impulsa y se expresa en el frustrado proyecto de José María Tessa, prohibe las fumigaciones aéreas y pone como distancia mínima para las terrestres los 800 metros desde una zona urbana.

Dunda recordó que la noche antes de la aprobación en Diputados, Bertero “hizo circular entre las organizaciones y la prensa un proyecto alternativo que establecía un límite de 500 metros y luego explicó que esas modificaciones no se pudieron introducir”.

Ese «no se pudo», según se comentó entre bambalinas, fueron en realidad los llamados del agronegocio y de la cámara de agroquímicos”, expresó la abogada y agregó: “Sabemos que el agronegocio actúa fuertemente sobre los legisladores. Entre la vida y la productividad optaron por la productividad a costa de la vida de todos”.

Por otra parte, opinó que de convertirse en ley el proyecto de Bertero significaría una gran retroceso y confusión entre los municipios y comunas que habían avanzado en establecer límites más estrictos para las fumigaciones, avalados por las excepciones de la norma vigente.

“Hay que fijar normativa”

El vicegobernador de la provincia y presidente del Senado, Jorge Henn, dijo a Rosario3.com que si existiera voluntad política para el tratamiento del tema en la Cámara alta los tiempos parlamentarios alcanzan para que se de el debate en comisión y en el recinto durante el actual período legislativo.

La Cámara de Senadores hizo caer años anteriores los proyectos de modificación de la ley de fitosanitarios porque los legisladores departamentales “cajonearon” las restricciones a las fumigaciones.

Henn reconoció que la iniciativa de Bertero “no es restrictiva” aunque dijo que “siempre es mejor a que no haya nada”. Sin embargo, no quiso adelantar una opinión de lo que podría suceder esta vez con el tratamiento en el Senado.

“Está bueno que la Cámara de Senadores se expida sobre la cuestión de fondo porque hay presidentes comunales que deben fijar un área mínima y esperan que se establezca una normativa provincial”, manifestó el gobernador.

“Estoy a favor de la regulación, de fijar normativa”, sostuvo Henn. Añadió que deberían establecerse restricciones porque, considerando el debate medioambiental, “hasta que no esté comprobado que algún producto es inocuo habría que limitarlo” para resguardar la salud de la población (ver mapa del cáncer).

Ya ingresó al Senado

El proyecto de Bertero con media sanción de Diputados ya ingresó por mesa de entradas de la Cámara de Senadores y comenzará el recorrido por comisiones desde la semana próxima.

Calvo indicó que antes del eventual tratamiento en el recinto, el tema deberá ser analizado por las comisiones de Economía, Salud, Presupuesto y Asuntos Constitucionales.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo