La ley de paridad de género tuvo media sanción en Diputados de Santa Fe

La norma que establece “la integración de un 50 por ciento de cada sexo en los órganos colegiados con representación parlamentaria” logró 35 votos positivos y 8 abstenciones en la Cámara baja

     Comentarios
     Comentarios

La Cámara de Diputados de Santa Fe dio este jueves, en un tratamiento sobre tablas, media sanción al proyecto de participación igualitaria de varones y mujeres. 

La iniciativa que ahora deberá ser analizado por el Senado establece “la integración de un 50 por ciento de cada sexo en los órganos colegiados con representación parlamentaria”.

Silvia Augsburger, una de las impulsoras, celebró el avance de una "ley de profunda transformación social como lo mostraron las mujeres que se incorporaron a partir de la sanción de la ley de cupo en el año 91".

El proyecto había recibido dictamen de la comisión de Derechos y Garantías y en la sesión del día 6 de octubre, desde el bloque Igualdad y Participación, integrado por Augsburger y Rubén Giustiniani, se había solicitado preferencia para su tratamiento para la sesión del día hoy, jueves 20. A pesar de esto, la comisión se Asuntos Constitucionales no dio dictamen por falta de quórum y finalmente el tratamiento fue sobre tablas y la iniciativa aprobada con un total de 35 votos a favor y 8 abstenciones.

Determina como ámbito de aplicación las listas de candidatos y la composición de la Legislatura Provincial, los Concejos Municipales, las Comisiones Comunales, los Partidos Políticos y las Convenciones Constituyentes.

"Es hoy un día histórico en el que se hace justicia con toda la sociedad, no sólo con las mujeres”, expresó la diputada Claudia Giaccone. “Me siento orgullosa de ser militante política y estar en este lugar votando más derechos e igualdad de oportunidades”, añadió.

“Nos jerarquiza como cuerpo legislativo el ampliar la participación política con paridad de género. Emociona que Santa Fe avance con esta ley”, concluyó.

La iniciativa plantea que en toda lista de candidatos que presenten los partidos políticos, alianzas o confederaciones para elecciones provinciales, municipales, comunales y/o de convencionales constituyentes, deberán confeccionarse ubicando alternativamente a personas de diferente sexo, no pudiendo haber dos candidatos/as consecutivos/as del mismo sexo, en la totalidad de las candidaturas titulares y suplentes, cualquiera sea el sistema electoral que se aplique.

A tal efecto, se establece que no serán oficializadas por el Tribunal Electoral de la Provincia las listas que no cumplan con este criterio de paridad.

“La Legislatura, y cualquier ley, es hija directa del tiempo histórico que vivimos. Y el tiempo histórico que vivimos es éste protagonismo de las mujeres, a largo y a lo ancho, de la historia de nuestro país. Necesariamente sobre eso tenemos que dar algún tipo de respuesta”, manifestó la diputado provincial por el Frente Social y Popular (FSP), Carlos Del Frade.

El diputado leyó unas palabras de su compañera de banca, Mercedes Meier, que actualmente se encuentra de licencia por maternidad: “Es posible que alguien que desconoce la realidad de nuestra sociedad dijera: si la mitad de la población son mujeres, y éstas tienen igual idoneidad y capacidad de desarrollarse en todos los ámbitos que los varones, sería lógico, obvio, indiscutible que la representación parlamentaria tenga iguales proporciones que la sociedad. Pero sólo hace falta ver cuántas mujeres hay sentadas en una banca de diputados o senadores, y cuántas hubo en gestiones anteriores para notar que lo obvio, no lo es”.

Asimismo, Meier remarca: “Evidentemente se nos ha condenado en general a un rol vinculado a responsabilidades domésticas, privadas, donde las sociales y de participación colectiva quedan limitadas a los varones. Son siglos enteros de construcción de un sistema ideológico, político, económico y social que nos ha encajado en ese lugar”. Y como cierre se refiere a la lucha de la mujeres que “no pasa desapercibida en ningún rincón del país”: “En el ámbito parlamentario esa lucha llega hoy de esta manera, discutiendo la necesidad de un reglamento que diga lo lógico, lo obvio, pero que no sucede: que la mitad de las bancas sean femeninas”.

Comentarios