Lo más importante

Las graves amenazas a periodistas relatadas en primera persona

Los cronistas de El Tres y canal 5 que la pasaron muy mal en la zona de Amenábar y Constitución, cuando fueron a cubrir un homicidio este domingo, contaron detalles de las agresiones. “Bajá la cámara o te pego un tiro”, le dijeron a un camarógrafo. Imágenes

2 Comentarios
2 Comentarios

Siguen las repercusiones por las graves amenazas que sufrieron los equipos de periodistas de El Tres, canal 5 y el diario La Capital que este domingo a la mañana fueron a la zona de Amenábar y Constitución, luego de que en el lugar fuera asesinado un joven de una puñalada. El trabajo no pudo realizarse debido a que un grupo de personas amedrentó con gritos y armas a los trabajadores quienes debieron huir de la zona. Incluso, el móvil de canal 5 fue apedreado y sufrió la rotura de un vidrio. Este lunes, dos de los cronistas amenazados contaron la experiencia.

Pedro Levy, periodista de El Tres encargado de la cobertura del crimen, relató en el programa De 12 a 14 el difícil rato que le tocó vivir. “Apenas llegamos comenzaron las amenazas, nos decían que ahí no había nada para filmar, pero lo tomamos como intimidaciones habituales que hoy por hoy recibimos en casi todos los barrios a los que vamos, lamentablemente se conviritió en algo normal para nosotros”.

Y siguió: “Pasaron dos minutos y el clima empezó a ponerse espeso; por el tono de las voces nos dimos cuenta de que la cosa venía en serio y que podía pasar a mayores”.

La periodista de canal 5 que llegó al lugar a hacer el mismo trabajo que Pedro hizo una descripción similar del escenario y de la situación. Y contó que al camarógrafo que lo acompañaba le sentenciaron: “Bajá la cámara o te pego un tiro”.

“Era una boca de lobo”

En diálogo con el programa Radiópolis (Radio 2), Rubén “Palomo” Lescano, uno de los camarógrafos de El Tres contó sobre el hecho: “Apenas llegamos (junto al periodista Pedro Levy), estábamos tomando imágenes de la calle, un vecino nos amenaza, nos dice que nos vayamos. Nos amenazaron por las buenas y después por las malas, nos dijeron que iban a buscar un arma. Salieron del lugar donde habían asesinado a este muchacho”, señaló.

“Estaba un periodista de La Capital que había ido en remise y también se fue. Subimos al móvil y tuvimos que pegar la vuelta, era una boca de lobo”, comentó sobre el momento de la huida.

Pero no fueron los únicos. Cecilia Casabone, cronista de el 5 y el camarógrafo Horacio Mansilla, también fueron abordados por estas personas con suma violencia. Incluso, les mostraron armas blancas y de fuego y de un piedrazo le rompieron el parabrisas del auto.

Según informó oficialmente el Sindicato de Prensa de Rosario a través de un comunicado, cuando arribaron los profesionales de El Tres, un hombre con capucha pasó por el lugar y les dijo que no filmaran nada, que no había nada para mostrar, y que luego otro se acercó muy agresivo a exigirles que no hicieran su trabajo: “Los voy a matar, tómensela de acá! Voy a buscar el fierro”, y entró en un pasillo. Ante el creciente nivel de agresividad se retiraron.

En tanto, los periodistas de canal 5 soportaron una situación más grave. Denunciaron que cuando llegaron al lugar se pusieron a conversar con los vecinos, a fin de recolectar datos, información e imágenes para realizar la crónica de lo sucedido. Se les indicó que podían entrevistar a la dueña de un comercio que se encontraba abierto en ese momento. Mientras la esperaban, tres jóvenes se les acercaron y comenzaron a reclamarles con agresividad que se retiraran, que no preguntaran nada y, sobre todo, que no tomaran imágenes.

Con tono conciliador, los trabajadores de prensa intentaron explicar que estaban allí para trabajar y que ya se irían. Los jóvenes se alejaron, pero volvieron acompañados de un grupo de entre 8 y 10 personas, entre las cuales se encontraban dos que exhibían cuchillos en forma ostensiblemente amenazante y un tercero que dejaba ver que tenía en su cintura un arma de fuego.

Ante esta situación, el camarógrafo bajó la filmadora, pero siguió grabando lo que estaba sucediendo, tomando registro de los insultos, agresiones y amenazas. La periodista, a través de su celular intentó pedir la asistencia del 911. Los agresores patearon la cámara con la clara intención de dañarla. Entre insultos y amenazas, los periodistas pudieron salir del lugar sin lesiones físicas, pero ambos relataron que “les apoyaron los cuchillos por la espalda”. Cuando se habían subido al móvil para retirarse, les tiraron piedrazos que rompieron la luneta trasera del vehículo.

Lescano aseguró que no es la primera vez que deben tolerar maltrato y amedrentamientos. “Muchas veces los comprometidos con el crimen que vamos a cubrir les molesta que uno vaya. A veces la zona es picante, o puede haber un bunker”, observó. Y agregó como punto de análisis: “Por las caras de las personas cuando te amenazan y si los vecinos se meten adentro de sus casas ya hay que temer”.

Según señalaron las víctimas, no pudieron radicar la denuncia policial ya que en la comisaría 13ª no se encontraba el sumariante.

La postura del sindicato

El Sindicato de Prensa Rosario se presentó hoy en fiscalía para formalizar la denuncia y acompañar a los trabajadores en la búsqueda de alternativas que garanticen su seguridad y al mismo tiempo, los derechos a la libre expresión y al acceso de información.

El secretario general del Sindicato de Prensa de Rosario, Edgardo Carmona, señaló en El Tres que “estas situaciones antes se daban en forma muy excepcional y hoy lamentablemente ocurren con mucha frecuencia y nos mantienen muy preocupados”. 

“Tampoco podemos realizar nuestra tarea con un policía al lado, porque no es operativo y además está comprobado que la policía no siempre está cuando la requerimos, como en este caso que los compañeros fueron a hacer la denuncia y se tuvieron que ir porque estuvieron 40 minutos sin que nadie los atendiera”, agregó Carmona. 

“En la realización de su labor están habituados a reacciones antipáticas y que trataron la situación en forma similar a otras ya vividas, pero todos coincidieron en que “jamás se habían enfrentado a una situación tan agresiva y violenta””, destacaron en el texto enviado. “Una vez más, repudiamos la violencia contra quienes cumplen con su misión de informar y se terminan transformando en sujetos de la noticia.

Ponemos de manifiesto que cualquier actitud que atente contra el trabajo periodístico contraría la labor primera de la prensa que es la de informar hechos que afectan a nuestra sociedad. Será tarea de los poderes públicos esclarecer los delitos que la prensa refleja, en este caso, contra sus trabajadores”, agregaron.   

 

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

  1. Imagen de perfil de María José_0 1
    María José Irusta

    Hasta cuando tenemos que soportar tanta inseguridad? Cuando los gobiernos se van a hacer cargo de lo que les corresponde hacer?

  2. Imagen de perfil de Juan_28 2
    Juan Ángel

    Como puede ser que nunca esté el sumariante? me pasó todas las veces que tuve que ir a todas las comisarías por mi o por otra gente, es indignante, señores policías dan vergüenza como institución, as

Segui Leyendo