Lo más importante

Mali: al menos 18 muertos en hotel que tomaron yihadistas

Un grupo armado ingresó a los tiros a un alojamiento de lujo donde había 170 personas. El ataque fue reivindicado por una facción de Al Qaeda. Fallecieron, al menos, dos atacantes y no quedaban rehenes

0 Comentarios
0 Comentarios

Al menos 18 personas murieron este viernes en Bamako, Mali, cuando yihadistas fuertemente armados coparon a los tiros un hotel de lujo donde tomaron a unas 170 personas, entre ellas muchos extranjeros, como rehenes, informaron autoridades y medios locales.

Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) y Al Murabitun reivindicaron conjuntamente el ataque y la toma de rehenes pocas horas después de iniciado en una declaración telefónica a la agencia Al Ajbar, donde subrayaron que el ataque se realizó de forma conjunta.

Durante la toma –que duró varias horas–, fuerzas de seguridad malienses ingresaron al hotel Radisson Blu de la ciudad de Bamako y unos 80 rehenes fueron inicialmente liberados, informó el canal de TV estatal ORTM.

El Ministerio de Seguridad del país del oeste de África dijo que las fuerzas "liberaron rehenes y otros 30 escaparon por su cuenta", pero no dio más detalles.

Testigos aseguraron haber visto a cerca de una decena de atacantes, pero fuentes de seguridad hablaron de "dos o tres yihadistas".

Disparos de fusiles podían oírse desde el exterior del hotel de 190 habitaciones ubicado en el centro de la ciudad, que estaba rodeado por fuerzas policiales y militares locales, soldados de la misión de paz de la ONU (Minusma) y tropas del contingente francés que combate a islamistas en ese país y otros vecinos.

Desde Francia, aún conmocionada por los letales ataques de la semana pasada en París que dejaron 129 muertos de 19 nacionalidades, el presidente Francois Hollande dijo que su país hará "todo lo posible para liberar a los rehenes" en Mali, una ex colonia gala.

Hollande agregó que entre los retenidos en el hotel había turistas y empresarios de "diversas nacionalidades".

En un comunicado, el grupo Rezidor, que opera el atacado hotel Radisson Blu, aseguró que dos personas ingresaron al hotel temprano en la mañana y tomaron de rehenes a unos 140 huéspedes y 30 empleados.

El Ministerio de Seguridad maliense dijo que al menos tres rehenes fueron muertos por los atacantes.

Los asaltantes se atrincheraron en el séptimo piso, donde congregaron a los rehenes, dijeron fuentes de seguridad citadas por la agencia de noticias EFE.

La aerolínea francesa Air France dijo que 12 de sus empleados que estaban en el hotel fueron liberados y se hallaban sanos y salvos. Desde Turquía, la TV estatal informó que seis empleados de la aerolínea Turkish Airlines estaban retenidos por los atacantes.

Fuentes de seguridad dijeron que los yihadistas ingresaron al complejo del hotel en un auto con patente diplomática alrededor de las 7 hora local.

En Francia, fuentes de la Presidencia citadas por medios locales dijeron que entre los rehenes había ciudadanos franceses.

La Cancillería francesa pidió a los franceses que están en Bamako que no salgan de sus casas y ordenó el cierre tanto del colegio como del Liceo francés de la capital de Mali. 

El gobierno indio dijo que 30 de sus ciudadanos fueron tomados como rehenes en el Radisson.

En China, la agencia de noticias estatal Xinhua informó que siete chinos también fueron tomados de rehenes, pero más tarde dijo que tres ya habían sido liberados.

Entre los alojados en el hotel se encontraban miembros de una delegación de la Organización Internacional de la Francofonía y participantes en un encuentro previsto mañana en la capital maliense sobre nuevas tecnologías, señalaron en Bamako fuentes de seguridad y trabajadores del establecimiento.

El gobierno francés dijo que 40 miembros de una unidad de elite de la policía paramilitar especializada en toma de rehenes estaban volando hacia Bamako para colaborar con el operativo.

Francia tiene a 1.000 soldados en Mali desplegados como parte de la Operación Barkhane, que combate a yihadistas en cinco países africanos de la región de Sahel.

La oficina del primer ministro maliense informó que puso en marcha una célula de crisis para tomar las medidas de seguridad.

El presidente del país, Ibrahim Boubacar Keita, decidió acortar su viaje a Chad donde participa en la Reunión del G5 Sahel, y volver hoy a Mali, informó su oficina.

Al entrar al predio del hotel, los atacantes empezaron a disparar contra las guardias, causando dos heridos graves y otros dos heridos leves, mientras que el resto de guardias huyeron de la zona, dijeron fuentes de seguridad citadas por EFE.

El Radisson Blu es considerado el hotel más seguro de la capital, y está situado en una zona de lujo donde abundan hoteles, bancos, bares y restaurantes, así como las embajadas de Estados Unidos, España y Túnez.

En agosto pasado, cuatro atacantes tomaron durante 24 horas otro hotel lleno de turistas en la ciudad central maliense de Severe. Cinco empleados de la ONU, cuatro soldados y los cuatro atacantes murieron en el hecho.

Cinco personas, entre ellas un ciudadano francés y otro belga, murieron también en un ataque a un restaurante de Bamako en marzo pasado, el primero de su tipo en la capital del país del oeste de África.

Grupos islamistas han continuado con sus ataques en Mali pese a un acuerdo de paz alcanzado en junio en el norte del país entre ex rebeldes de la etnia tuareg y grupos armados rivales pro gubernamentales.

El norte de Mali fue conquistado en marzo de 2012 por grupos yihadistas vinculados a Al Qaeda que fueron vencidos y expulsados en enero de 2013 por una operación militar liderada por Francia, antigua metrópoli colonial del país. 

Pese al acuerdo de paz, extensos territorios de Mali permanecen fuera del control de las autoridades y de las fuerzas extranjeras presentes en el país.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo