El presidente del Colegio de Magistrados, Gustavo Salvador, se refirió al reciente ataque contra dos casas vinculadas al juez Juan Carlos Vienna, que investigó a Los Monos. Reclamó acciones más contundentes de parte del gobierno provincial para garantizar la seguridad de “cada uno de los integrantes del Poder Judicial”. Este miércoles balearon la casa de su papá. Los hechos se suman al tiroteo contra dos domicilios relacionados a otro juez, Ismael Manfrín, que también intervino en el caso.

“Me resisto a pensar en un juez yendo a trabajar con chaleco antibalas”, aseveró Salvador, en contacto con Radiópolis, el programa que conduce Roberto Caferra por Radio 2. Y prometió “agotar todas las instancias” para eso no suceda.

En tal sentido, hizo un fuerte llamado de atención al gobierno santafesino por no haber dado “respuestas suficientes” para garantizar la seguridad de jueces y funcionarios. Así, recordó el ataque contra domicilios vinculados a Manfrín.

“Hay que profundizar los campos de acción para que esto no se vuelva a ocurrir. Ya lo dije en la ocasión anterior, con Manfrín, resulta que esto es una escalada más en la violencia”, criticó y reclamó garantía de seguridad para “cada uno de los integrantes del Poder Judicial”.

Consultado sobre las motivaciones detrás de estos nuevos hechos, Salvador reconoció que la primera explicación liga los ataques a Los Monos, ya que ambos jueces participaron de algún modo y en algún momento del caso. Sin embargo, previno contra conclusiones apresuradas: “No porque sea lo más visible se tiene que apuntar indefectiblementre a eso”. Y apuntó que hace tiempo jueces son blanco de amenazas.

Más información

“No tengo miedo”, dijo el papá del juez Vienna, tras la balacera

Blanco equivocado: la casa baleada en zona sur no es del juez Vienna