Nuevos cruces por el lugar de detención de Los Monos

Un juez provincial ordenó que sean trasladados desde el área de máxima seguridad a un pabellón común. La medida no cuenta con el aval del Servicio Penitenciario. Una disputa similar se había generado semanas atrás, cuando los presos fueron llevados de Coronda a Piñero
     Comentarios
     Comentarios

El juez Julio Kesuani hizo lugar al recurso de hábeas corpus que los reclusos, Ariel Máximo Cantero, Ramón Ezequiel Machuca y Jorge Emanuel Chamarro, habían solicitado para abandonar el área de máxima seguridad y ser trasladados a un pabellón común de la cárcel de Piñero. La medida no tuvo el aval del Servicio Penitenciario provincial, que consideró que la medida no corresponde a la justicia.

En su resolución el juez dispuso que se deberán arbitrar las medidas necesarias para evitar la fuga y el acceso a teléfonos celulares de los internos.

Otra vez la polémica

La medida judicial volvió a generar una polémica por el alojamiento de los tres presos, de alto perfil por las causas que tramitan.

Las autoridades del Servicio Penitenciario manifestaron su desacuerdo con la medida. En cambio se ofreció un régimen especial de acceso a patio de 2 o 3 veces por semana.

“De ninguna manera estamos de acuerdo con que vayan a un pabellón común”, manifestó en la audiencia Pablo Coccocioni, el titular del Servicio Penitenciario provincial.

El hábeas corpus que avaló el juez había sido presentado por los abogados de los acusados, Fausto Yrure y Carlos Edwars en el cual solicitaban abandonar el lugar de máxima seguridad del penal y acceder a un pabellón común, del penal de Piñero donde se encuentran alojados desde principios de octubre.

En la resolución, el juez Kesuani le ordenó al Servicio Penitenciario que Cantero, Machuca y Chamorro “sean trasladados a un pabellón común” donde deberán “garantizar los medios a fin de que en dicho lugar éstos no tengan acceso a teléfonos celulares”.

Desde el Servicio Penitenciario aseguraron que “hasta que no haya una orden expresa y categórica, no los vamos a sacar del lugar donde está”.

Además, Coccocioni manifestó que los lugares de alojamiento no se deben determinar en sede judicial ya que esta facultad corresponde al Servicio Penitenciario debido a que son quienes tienen las herramientas para establecer cuáles son los espacios más seguros y acordes a las características de las causas por las cuales el interno se encuentra detenido, y más en casos como éste donde se han cometido delitos con uso de celulares.

Comentarios