Este viernes se cumplen 21 años del emblemático caso Pira. Son 21 años de impunidad para el hombre que atropelló y mató a dos chicas cuando circulaba con su auto a toda velocidad en el cruce de Salta y Oroño, ya que nunca estuvo preso y la causa prescribió. Para los allegados de una de las víctimas, la familia del responsable del hecho “es cómplice”.

“Seguramente tuvo mucha gente que lo ayudó, y también el hecho de tener dinero, para comprar un pasaporte, para comprar gente que lo ayude. Y su familia es cómplice de que esté prófugo y ande como una rata inmunda por el mundo”, expresó Celia Haiek, hermana de Celeste, una de las jóvenes que perdió la vida en aquel siniestro de marzo de 1997.

La referencia es a que Sebastián Pira se fugó del país en octubre de ese mismo año y desde entonces casi nada se supo de él. Sólo se logró una detención con prisión domiciliaria en Holanda, donde fue hallado, pero de donde se escapó. También se detectaron ingresos a Israel y Corea del Sur pero sin dar nunca con su paradero.

 

“Es un asesino y además un cobarde. Pero si la familia no lo hubiera ayudado, hubiera sido imposible”, insistió Haiek en contacto con Telenoche (El Tres), en la víspera de un nuevo aniversario. De cumplirse otro año sin su hermana.

También cargó contra la Justicia argentina en todos sus niveles. “Creo que no había intenciones de buscarlo”, sostuvo la mujer. Y le sobran motivos para creer eso: en 2015, la Corte Suprema de Santa Fe rechazó un pedido para que la causa no cierre. Y el año pasado, el máximo tribunal de la Nación declaró "inadmisible" un último recurso de queja para evitar la prescripción.

La mitad de su vida prófugo

Pira tenía 21 años de edad en el momento del hecho que conmovió a la opinión pública rosarina. Hoy, donde sea que esté, ya tiene 42. Pasó exactamente la mitad de su vida huyendo de la Justicia.

99201473811.jpg

Aquel 2 de marzo del 97, manejaba el Ford Galaxy de su padre a más de 100 kilómetros por hora por calle Salta y embistió a dos jóvenes (Celeste Haiek y Daniela Caruso) que cruzaban por Oroño, arrastrando a una de ellas en el parabrisas durante casi una cuadra. La otra joven murió en el momento del impacto.

Pira se dio a la fuga y se presentó varios días después junto a un abogado, en la comisaría 3ª, ubicada a tres cuadras del lugar de los hechos. Cuando fue citado a declarar, no se presentó y desde entonces está prófugo.

El 21º aniversario se da en el marco de la vuelta a escena del caso Capozzuca, también emblemático por su resultado fatal a causa de la –cuanto menos– negligencia por parte de un automovilista. Matías Capozzuca puede, a partir de esta semana, volver a tramitar el carné de conducir.

Además, este jueves, en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación, el presidente Mauricio Macri pidió penas más duras a responsables de siniestros viales.