Lo más importante

Consejos para lograr una lactancia exitosa

La leche materna es el mejor alimento para los bebés, optimiza su desarrollo y previene el síndrome de muerte súbita
0 Comentarios
0 Comentarios

No hay mejor alimento para el bebé que la leche materna. Entre sus beneficios podemos mencionar que aporta inmunidad ante enfermedades y disminuye el riesgo de alergias, además de fomentar el vínculo de apego entre la madre y el bebé. Por sus numerosas ventajas es importante extender la lactancia materna el mayor tiempo posible, al menos de forma exclusiva durante los primeros seis meses.

Muchos mitos hay alrededor de la lactancia, pero con buen asesoramiento y paciencia puede lograrse una experiencia exitosa. Lo que sí está probado es que la leche materna es el mejor alimento para los bebes, optimiza su desarrollo y previene el síndrome de muerte súbita , como lo demuestran los estudios de la Sociedad Argentina de Pediatría.

Y privilegia el contacto: "La leche materna es el alimento diseñado por la naturaleza para nuestros bebes. La teta no es sólo el mejor alimento: es placer, contacto, consuelo y comunicación", agregan en la Liga de la Leche.

Los preparativos comienzan durante el embarazo: "Hay que cuidar los pezones, tomando algunos minutos de sol en los horarios recomendados, y lubricarlos con gotitas de la propia leche o calostro, o con crema de caléndula", recomiendan en Fundalam.

Amamantar no siempre es fácil al comienzo, pero intentarlo vale la pena. Algunos consejos para dar el pecho de forma exitosa:

- Tomar mucho líquido. Se deben ingerir al menos ocho vasos, en lo posible de agua, más en los días de calor. Así, la producción de leche será mayor.

- Descansar bien. El exceso de cansancio puede interferir en el proceso de amamantar. Si bien es un período en que la mujer se despierta de noche, debe aprovechar los intervalos para dormir siesta.

- Continuar con la misma alimentación que en el embarazo. Se debe comer de forma variada y saludable y estar atento a las reacciones del bebé en relación a los alimentos ingeridos. Se debe tener en cuenta que el ajo y los espárragos pueden cambiar el sabor de la leche y hacer que el niño la rechace.

- No tomar mucho café. Esto es porque además de deshidratar a la madre, la cafeína pasa a le leche materna y puede provocar al bebé efectos adversos como insomnio o irritación. El límite son tres tazas pequeñas por día.

- Evitar el alcohol. Los bebés expuestos diariamente a la bebida tienen un desarrollo motriz más lento. Es porque el alcohol pasa a la leche, aunque no en las mismas cantidades ingeridas por la madre.

- No fumar. Está demostrado que la nicotina pasa a la leche materna lo que puede generar en el bebé falta de sueño y excitación, ya que se trata de una droga estimulante. Pero el principal problema es el humo, ya que los hijos de fumadores son más propensos al síndrome de muerte súbita del lactante.

- No consumir drogas ilícitas. Es porque afectan tanto al bebé como a la madre.

- Cuidar los pezones. Es importante mantenerlos ventilados y lubricados para evitar lastimaduras y sensibilidades incómodas que  puedan interferir en ese momento.

- Buscar un lugar tranquilo donde amamantar. Se debe elegir un lugar privado y darle al proceso toda la paciencia que merece. Es mejor evitar los espacios públicos, muy ruidosos. También se sugiere conversar con el bebé y cantarle canciones. 

Fuente: www.bebesymas.com -www.docsalud.com

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo