Lo más importante

Detuvieron al tío de Wanda Nara por presunto abuso de menores

El pariente de las hermanas Nara fue arrestado este miércoles en la puerta del colegio de su hija, acusado de haber manoseado a varias amigas de ella en su barco amarrado en San Fernando
     Comentarios
     Comentarios

Habituadas a las portadas de revistas –y muchas veces a los escándalos– esta vez las hermanas Wanda y Zaira Nara fueron mencionadas en un caso muy serio; su tío fue detenido este miércoles por presunto abuso de menores. Aunque las modelos no tienen ningún tipo de relación con los supuestos delitos de su familiar, la referencia resultó obligada, especialmente para los programas de chimento. Carlos C., hermano de la madre de Wanda y Zaira, está acusado de haber manoseado a varias compañeras de colegio de su hija de 13 años.

Según publicó Infobae, el arresto se realizó este miércoles al mediodía cuando C. fue a buscar a su hija al instituto Nuestra Señora del Refugio de Boulogne, que salía de la clase de Educación Física. Sin embargo, la adolescente no salió nunca, quedó al resguardo de sus directivos mientras la policía esposaba a su papá.

Para las familias del colegio, esta situación era cuestión de tiempo. El colegio mismo motivó y organizó la denuncia y sus directivos declararon ante la Justicia.

Todo surgió a la luz dos semanas atrás cuando una alumna contó un episodio ocurrido con C. durante una clase que trataba el tema del abuso. Otras dos chicas sumaron sus testimonios luego y para el viernes pasado todas fueron sometidas a una cámara Gesell en los Tribunales de San Isidro donde incluso surgieron otros dos nombres. En total serían al menos cinco los casos que le adjudicaron a C., reconocido fisicoculturista.

Una embarcación de C. amarrada en San Fernando y la casa del fisicoculturista en ese municipio serían los principales puntos de los ataques que, por otra parte, no habrían sido recientes.

Uno de los padres del colegio señaló que “habrían empezado hace dos años”. “C. –continuó– invitaba a una sola chica por vez, y muy insistentemente. Invitó a mi hija y me negué. Me llamó él mismo para convencerme. Finalmente accedí. Mi nena fue solo una vez. No volvió a invitarla. Invitaba de a una, nunca en grupo. Iban ahí, pasaban el día y volvían. A las chicas supuestamente les gustaba, les pedían a sus papás que las dejen ir".  

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

Segui Leyendo