Lo más importante

Nuevas plataformas, “periodistas duros” y usuarios espiados

Igarza abrió el Foro de Periodismo Digital en Rosario y analizó a las redes sociales como “una ventana al trabajo de los periodistas”, y cómo estos deben adaptarse. Magnani vinculó los cambios en “el modelo de negocios” con una inquietud: “Me ha aparecido publicidad en Facebook de cosas que hablé por Whatsapp”. No es el único

0 Comentarios
0 Comentarios

“Periodistas duros y medios blandos”. El título, algo incierto, provocativo, de la ponencia de Roberto Igarza abrió este jueves el 8º Foro Internacional de Periodismo Digital en Rosario y cuestionó “con respeto, casi misericordia” el rol del periodista en la era digital y 2.0..

El docente de la UNR e investigador de consumos culturales reflejó que los más jóvenes se informan a través de las redes sociales (Facebook, Twitter y otras) y que la mayoría ya no consume informativos, como aún hacen los adultos, vías medios tradicionales: televisión, radios y periódicos.

Por eso, a mayor acceso a las redes, más se informan esos usuarios. Y estas plataformas ya son “una ventana al trabajo de los periodistas”. Las noticias circulan en las redes, se comparten en Facebook, se retuitean en el reino de los 140 caracteres (“incluso sin ser leídas”).

Pero en esos espacios el tiempo de permanencia del lector/usuario es tan limitado que ni siquiera es tirano, casi que no es. La mayoría se queda, en promedio, apenas 15 segundos dentro de una nota. Tanto Facebook como Google desarrollan nuevas lógicas, con una carga más rápida de los contenidos, que incluyan publicidad y de acceso sin dejar la plataforma, entre otros puntos que enumeró el especialista.

Más allá del cambio de paradigma de cómo acceden los usuarios a las notas y de cómo estos leen cada vez menos, no es menor el rol de los periodistas en este sismo. ¿Por qué los redactores no interactúan con los usuarios que comentan? O, en palabras de Igarza: “¿Funcionaría del mismo modo la noticia si el periodista «bajara» a dialogar con quienes comentan?”.

“Los periodistas deben ser duros en los principios pero flexibles para conversar; los medios son más blandos en ese sentido. Formamos a los periodistas para que escriban bien pero ¿saben escuchar?”, planteó, con autocrítica a los profesores y universidades. Propuso entonces generar “comunidades de conversación” que fomenten la colaboración (corrección de datos y nuevas ideas) y que eso, a su vez, estimule la “creación”, “explorar otros lenguajes”.

Negocios, publicidad y privacidad

Esteban Magnani, columnista de Tecnología de Visión 7 (TV Pública) y docente de comunicación, profundizó la temática y la direccionó hacia “el modelo de negocios perdido”. Reflejó la baja de ingresos por publicidad en los medios gráficos y la leve suba en los digitales, que está lejos de captar la masa de dinero que se cae de la bolsa de las grandes empresas.

No sé si les pasó pero me ha aparecido publicidad en Facebook de cosas que hablé por Whatsapp”

“¿A dónde se fue la plata entonces?”, interpeló y apuntó a la “ventana digital”, es decir al rol de las redes sociales que manejan el flujo de comunicación y concentran la “publicidad dirigida” (“el producto sos vos”). Se detuvo entonces en un punto conflictivo: el avance de plataformas como Facebook sobre lo privado para hacerlo público.

“Esteban se compró zapatillas Nike”, puede promocionar la red, en base a información de los movimientos del usuario. Ante las quejas, pueden dar marcha atrás, pero insistirán para correr ese barrera; advirtió Magnani. Recordó que Facebook compró Whatsapp en 19 mil millones de dólares (un valor que supera al de grandes empresas, como aerolíneas). “Lo que compra Facebook son los usuarios de Whats app”, aclaró (más de 450 millones al momento de la compra).

“No sé si les pasó pero me ha aparecido publicidad en Facebook de cosas que hablé por Whatsapp. Tiene sentido, ¿no? ¿Para qué se van a gastar 19 mil millones de dólares si no?”, deslizó; y no es el primero que lo hace. El diario ABC de España publicó que Vincent Steckler, CEO de la compañía Avast, afirmó: “WhatsApp es un colector de datos para servir publicidad dentro de Facebook”.

Además, Magnani invitó a profundizar el tema en su libro “Tensión en la red”, que se puede descargar gratis desde su sitio.

“Que se sepa”

En la apertura del Foro, Pedro Romero, director del Instituto de Cooperación Latinoamericana (ICLA), centró el problema del periodismo en el “que no se sepa”, es decir en los intentos por ocultar información por parte de algún poder. Señaló que el desafío de los periodistas es “que se sepa” sin importar el sector afectado. “Si no es así, los periodistas dejarán su labor a los pubilcistas”, añadió.

Y, en el plano del uso de las nuevas tecnologías y el periodismo digital, llamó a romper con “lo sagrado”. Citó al filósofo italiano Giorgio Agamben y la división entre el pueblo y los dioses, que es decir lo profano versus lo sagrado. “Hay que profanar. No hay que permitir cosas sagradas en el periodismo digital o será un casting de flujo y de aplicaciones”, provocó.

Junto a Romero estuvo Fernando Irigaray, responsable del encuentro y quien por la tarde expuso “Caleidoscopio latinoamericano de historias transmedia”. Las conferencias continúan este viernes en el Sum de la Facultad de Arquitectura de la UNR (Riobamba 220 bis, “Siberia”). Ver programa completo. Además, desde Twitter se pueden seguir los comentarios de cada ponencia con el hashtag #Foro2015.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Te puede interesar

0

Emergencia Social: ¿Quién es el legislador que votó en contra?

Se trata del diputado salteño Alfredo Olmedo. Argumentó que la iniciativa promueve la “vagancia” y que “el país se hizo grande trabajando". “Creamos una fábrica de pobres. Algún día tiene que gobernador alguien que haya pagado la luz con el sudor de su frente”, expresó.

Comentarios

No se han realizado comentarios en esta nota. ¡Se el primero en comentar!

Segui Leyendo