La escapada del dólar pareció no tener límites este jueves de volatilidad y desconcierto. La cotización en el Banco Nación llegó a superar los 41 pesos al mediodía pero sobre el cierre del mercado el Central subastó unos 500 millones de dólares y logró recortar el alza a 38,20. Las casas de cambio vivieron una jornada paralela con picos de hasta 43 pesos y momentos en los que cerraron sus operaciones. En la ciudad, además, pequeños ahorristas salieron a vender un billete verde de 100 para "poder llegar a fin de mes".

El dólar en el Banco Nación estaba a 38,60 pesos a las 12. Se fue a 39,60 a las 13 y media hora más tarde se disparó a 41,10: más de seis pesos por encima del cierre del miércoles a 34,50, que a su vez ya había saltado 2,6 pesos desde los 31,90 del martes (un 8%). 

El Banco Central tomó nota de la disparada que provocó zozobra y subastó 500 millones de dólares a cinco minutos del cierre. Adjudicó 330 millones a 38,71 pesos. El promedio de bancos que elabora esa entidad madre cerró a 39,77.

En el mercado mayorista el avance fue de 11,24% en el día, tras llegar a marcar un alza de más del 20%, señaló el Cronista. En promedio, el billete rozó los 41 en la plaza mayorista y superó los 42 en bancos privados.

Según informó el periodista Juan Pedro Aleart en De 12 a 14 (El Tres), Daminato Casa de Cambio tenía a las 12 el valor en 37-40 para las puntas vendedores y compradoras. Minutos después escaló a 41 y más tarde se fue a 43.

Sin embargo, esa entidad y otras cerraron la ventanilla para la venta por la ausencia de certidumbres y precios de referencia. También por la escasez de billetes.

“No queremos cobrar cualquier cosa a nuestros clientes”, explicó Mario Piegaia, director de la casa de cambio. También habló de falta de billetes: "Hay problemas de reposición del físico en dólares y también por eso hay casas de cambio que decidieron suspender la actividad".

En algunos momentos de la mañana la disparidad fue tal que una entidad ofrecía el billete verde a 41 y, a pocos metros, otra lo hacía a 39.

Otra cara de la crisis cambiaria y económica de este jueves fue la presencia de algunos pequeños ahorristas que fueron hasta la peatonal a desprenderse de sus ahorros en dólares para poder cubrir sus gastos.

“Voy a vender dólares porque no llegó a fin de mes”, contó uno de ellos.

Desde la puerta del Banco Nación Rosario, el periodista Daniel Amoroso reflejó que el dólar oficial estaba a 37,40-38,60 y que ese precio buscaba controlarse con una última medida financiera: elevar la tasa de interés a 60 por ciento para retener la ida de los pesos hacia la moneda estadounidense. Minutos después el valor subió otro peso y la corrida parecía infinita.

"Si vas perdiendo 5 a 0, no podés pensar que estás jugando bien"

El economista Gustavo Helguera describió el escenario de "desconcierto" y aseguró que más allá de los grandes números vio "gente que cambia 100 ó 200 dólares para llegar a fin  de mes".

"Estamos en una vorágine que genera más desconcierto aún. Literalmente la economía está frenada", dijo y contrapuso al pequeño vendedor con el pequeño comprador: "El que puede comprar 100 dólares lo compra porque ve que está perdiendo".

La devaluación se da en un marco de escepticismo por el futuro económico y financiero del país. Es producto de la falta de precisiones del nuevo acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y de "errores graves" en materia política, dijo Helguera.

"Si vas perdiendo 5 a 0, no podés seguir pensando que estás jugando bien", definió sobre la reacción del gobierno y resumió: "Esto es un sálvase quien pueda".

Más información

Video: “Voy a vender dólares porque no llego a fin de mes”

El Banco Central subió la tasa al 60% y 5 puntos los encajes bancarios

Peña negó cambios en el Gabinete: "No estamos ante un fracaso económico"

José Luis Gioja: “El Gobierno hace todo lo posible para irse antes”