Luego de ser imputados, los financistas de la firma Cofyrco quedaron en libertad

Tras ser imputados por lavado de activos de origen ilícito y tenencia ilegal de DNI ajenos, tres directivos de la financiera, junto con dos intermediarios, fueron liberados

     Comentarios
     Comentarios

Tres directivos de la financiera Cofyrco, junto con dos intermediarios, fueron imputados ayer por el fiscal Sebastián Narvaja por el delito de lavado de activos de origen ilícito y tenencia ilegal de DNI ajenos. Se trata de Patricio Carey, Teodoro Fracasi, Guido Garay, Fernando Vercesi y Javier Zapata, quienes lograron el beneficio de quedar en libertad en virtud de un acuerdo entre la fiscalía y las defensas que incluye poner sus bienes bajo caución y contar con la garantía de allegados de que los imputados no se fugarán o pondrán trabas la investigación

La audiencia fue realizada en el día de ayer por videoconferencia y durante la misma, los cinco jóvenes fueron imputados por el fiscal de Delitos Económicos, quien les atribuyó haberle vendido dólares en forma ilegal al asesinado narco Marcelo "Coto" Medrano, quien horas antes de su muerte había comprado en Cofyrco, ubicada calle Corrientes al 800, un monto superior a los u$s 17 mil.

Según señalaron desde el parte fiscal: "Los fondos en pesos que Marcelo Medrano cambió en las oficinas de Cofyrco Sa, eran el fruto de las actividades criminales en las que el mismo se encontraba involucrado, como única actividad económica desarrollada por el mismo, susceptible de explicar la magnitud del flujo de fondos que aplicaba a las referidas maniobras de compra ilegal de divisas".

"Además al mes de septiembre de 2020, Cofyrco Sa no contaba con autorizaciones del BCRA para operar en la compraventa de divisas, ni para tomar ahorro público o hacer intermediación financiera; tampoco contaba con habilitación de la CNV para operar bajo ninguno de los regímenes previstos por la Ley 26.831", agregan desde la fiscalía.

También se les adjudicó otro delito, exceptuando a Zapata, relacionado con el hallazgo durante un allanamiento de 174 DNI que se habían extraviado en un boliche de La Fluvial y que fueron utilizados para realizar compras de dólares a nombre de sus titulares. La investigación de la fiscalía incluyó 90 entrevistas a los titulares de esos documentos para constatar que los habían extraviado y que no habían realizado compras de divisas.

Gustavo Pérez de Urrechu, juez de primera instancia, aceptó las imputaciones y dio su visto bueno a un acuerdo entre el fiscal y los abogados de los imputados para evitar la prisión preventiva y recuperar la libertad dejando algunos bienes personales, entre ellos inmuebles y vehículos, sus bajo caución. En este sentido, Fracasi y Zapata deberán complementar la caución con una firma semanal ante la Oficina de Gestión Judicial (OGJ). Además, requirieron que una persona por fuera de la causa diera su garantía de que todos permanecerán en la ciudad, sin entorpercer el proceso de investigación.

Comentarios