Lo más importante

Ni una menos: Rosario marchó contra la violencia de género

En el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer se realizaron distintas manifestaciones en todo el mundo. En la ciudad, una movilización terminó colmando el Monumento a la Bandera. Por la mañana hubo acto en Tribunales. Las imágenes
2 Comentarios
2 Comentarios

Con la consigna #NiUnaMenos, la misma que el 3 de junio convocó a multitudes en todo el país, miles de personas volvieron a movilizarse este miércoles en el Día de la No Violencia contra la Mujer. En Rosario, una marcha que comenzó a las 17 en la plaza Montenegro terminó colmando el Patio Cívico del Monumento a la Bandera.

Participaron organizaciones de mujeres, sindicatos, representantes de partidos políticos, organizaciones sociales y personas de todas las edades. Además de la movilización, por la mañana se realizó un acto frente a los Tribunales provinciales para reclamarle al Poder Judicial acciones concretas frente a los casos de violencia contra mujeres y los femicidios.

En el Monumento a la Bandera se leyó un documento conjunto exigiendo la emergencia nacional por violencia de género y un mejor accionar de la Justicia, entre otros puntos.

“Seguimos en las calles exigiendo por las cuentas pendientes con nosotras”, dijo una de las participantes del acto de la tarde.

En tanto, Majo Geréz, secretaria de Género de CTA Rosario e integrante de la Multisectorial de Mujeres, dijo al programa Telenoche (El Tres) que es “fundamentamental una transversalidad desde la perspectiva de género en el Poder Judicial y en todas las facultades de Derecho del país”.

Una mujer que decidió participar de la marcha contó su brutal caso: “Mi esposo me quemó el 45 por ciento del cuerpo. Sobreviví de milagro y desde ahí sigo peleando para tener justicia. Como él trabaja en el Poder Judicial, es difícil que me den bolilla”.

Marcha en Capital Federal

Con la consigna #NiUnaMenos, Nunca Más, las calles del país volvieron a colmarse de personas manifestándose contra las violencias de género y en reclamo a los poderes estatales nacionales, provinciales y comunales de políticas públicas preventivas, de asistencia a las víctimas y de la “pérdida automática de responsabilidad parental del femicida condenado".

La organización La Casa del Encuentro encabezó una de las columnas en un esquina del Congreso Nacional, reclamando nuevas normativas.

"Los femicidios son un problema de derechos humanos: necesitamos cuidar a las hijas e hijos de las mujeres asesinadas, por eso reclamamos que el Congreso trate los anteproyectos de ley en los que pedimos la pérdida automática de responsabilidad parental del femicida condenado", dijeron las dirigentes sociales.

Además, los anteproyectos consideran un "reconocimiento económico para esos niños huérfanos por la violencia machista, hasta la mayoría de edad".

También el periodismo se movilizó contra las violencias hacia las mujeres. El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) recordó durante la marcha a la trabajadora de prensa en Página 12 y militante trans, Diana Sacayan, asesinada el mes pasado, cuya imagen portada por familiares y amigos acompañó a los manifestantes.

"Si logramos erradicar de nuestros discursos mediáticos la estigmatización, los estereotipos y la cosificación de las mujeres y del colectivo LGBTI, estamos colaborando a evitar las violencias", analizó Carla Gaudensi, dirigente del gremio.

La Red Internacional de Periodistas con Visión de Género en Argentina coincidió con el reclamo del sindicato y sumó "la importancia de visibilizar las violencias que sufren las colegas dentro de algunas redacciones".

Las Católicas por el Derecho a Decidir hicieron oir su reclamo contra "la violencia ejercida contra las libertades reproductivas, una de las tantas desgarradoras formas en que las mujeres somos objeto de múltiples avasallamientos sobre nuestros cuerpos,la que no resulta contemplada en acciones y políticas efectivas de protección".

"El aborto clandestino es una realidad en la vida de miles de mujeres y por ello, seguimos demandando el tratamiento inmediato del proyecto de Ley sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo: hoy, más que nunca, decimos 'ni una sola mujer menos por aborto clandestino'", clamaron las dirigentes.

Marta Alanis, dirigente de Católicas por el Derecho a Decidir, planteó a la agencia Télam que espera “que el nuevo Congreso dé el debate, finalmente, sobre el derecho al aborto”.

La marcha #NiUnaMenos se realizó en coincidencia con el día internacional contra la violencia hacia las mujeres, en memoria de las hermanas Mirabal, tres jóvenes dominicanas que fueron masacradas por la dictadura de Rafael Trujillo, en 1960, constituyéndose el crimen en un emblemático femicidio condenado mundialmente.

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

  1. Imagen de perfil de Cristian 1
    Cristian Rojas

    Todo bien con las chicas y el reclamo por la violencia de genero, pero la próxima vez vengan con la escoba para limpiar que dejaron por el camino. Calle San Luis quedo igualita a un basural después q

  2. Imagen de perfil de Yo digo 2
    Sergio Alvarez

    La violencia no tiene género. Si necesitamos saber de que sexo es el agresor y el agredido no buscamos Justicia sino revancha. El problema de estas mujeres no es con la violencia.Es con los hombres.

Segui Leyendo