Lo más importante

Tras su detención en Santa Fe, trasladaron a Lanatta y Schillaci al penal de Ezeiza

Los prófugos que faltaban capturar fueron arrestados en las cercanías de Cayastá por la Policía provincial. Por la tarde, llegaron a Buenos Aires y con un megaoperativo policial pasaron por los tribunales porteños. Pidieron “seguridad” al juez y quedaron alojados en la cárcel federal
3 Comentarios
3 Comentarios

La Policía santafesina detuvo en una arrocera de Cayastá, en el norte de la provincia, a los dos prófugos del triple crimen que faltaba apresar –Christian Lanatta y Víctor Schillaci–, y alrededor de las 14.25 comenzó el traslado desde la Jefatura de Helvecia, cabecera del departamento Garay, hacia la ciudad de Buenos Aires. Ambos pasaron por Tribunales y luego quedaron alojados en el penal de Ezeiza.

Cerca de las 16.40 de este lunes arribaron desde Sauce Viejo al Aeroparque metropolitano, donde esperaba un megaoperativo de móviles y fuerzas policiales para efectuar el traslado hacia los tribunales federales porteños.

En el vuelo de Santa Fe a Buenos Aires también  viajó un efectivo de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) santafesinas a pedido de los detenidos por “seguridad”, según contó el periodista del Tres Daniel Amoroso.

Ya en Buenos Aires, Christian Lanatta y Víctor Schillaci mantuvieron una audiencia informativa a cargo del juez federal Sergio Torres, el mismo que el sábado leyó las imputaciones a Martín Lanatta.

Afuera del edificio de Comodoro Py hubo un gran despliegue de uniformados, pocas veces visto. 

"Agradecieron al juez y a las fuerzas de seguridad que están con vida", contó uno de los abogados de los detenidos, Humberto Próspero al finalizar la audiencia.

"Los vi cansados, con el trajín lógico de estos días", precisó el letrado, y reveló que el juez Torres les ofreció una bebida porque se veían "deshidratados".

Según trascendió en los pasillos de los tribunales, Víctor Schillaci dijo al juez Torres: "Quiero seguridad porque tengo miedo".

Tras el paso por sede judicial, los dos hombres apresados en Santa Fe fueron trasladados al penal de Ezeiza, donde ya estaba desde el sábado Martín Lanatta, aunque los tres quedaron alojados en celdas separadas para cumplir la condena por el triple crimen de General Rodríguez y a la espera de una próxima declaración por los delitos de los últimos días.

La llegada a Tribunales porteños (Télam)


La partida de Santa Fe

Cuando la camioneta de la Policía de Seguridad Aeroportuaria con los detenidos a bordo estaba por salir hacia el helicóptero que los iba a llevar a Buenos Aires, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, levantaba el pulgar a los vecinos que rodeaban la Jefatura de Policía de Helvecia en señal de que, esta vez, después del anuncio fallido del sábado, estaba todo bien. 

El vicegobernador de Santa Fe, Carlos Fascendini, fue quien confirmó este lunes a la mañana que los dos prófugos del triple crimen que faltaba capturar fueron apresados temprano por policías santafesinos cerca de Cayastá. Tenían un rehén, cinco armas –dos pistolas 9 milímetros y tres armas largas– y dinero en efectivo (casi 200 dólares y 36 pesos). A las 9.10 unos 20 móviles los trasladaron hasta la Jefatura de Helvecia, cabecera del departamento Garay, totalmente revolucionado por los hechos de los últimos días.

Los dos están bien de salud, fuera de peligro, aunque Christian Lanatta tenía fisuras en sus costillas, aparentemente producto del vuelco en la camioneta Amarok que le habían robado al ingeniero agrónomo que tuvieron secuestrado en Santa Fe. Y Schillaci golpes en una rodilla. Pero se los veía mucho mejor que a Martín Lanatta, de acuerdo a la foto que se difundió poco antes del mediodía.

En tanto, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, llegó al mediodía a Helvecia con su par de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo. Sin embargo, su cartera ya había informado lo sucedido al juez federal Sergio Torres.

A las 10, los detenidos estaban en la comisaría de Helvecia, vigilados por la Policía de Santa Fe. Después de los cortocircuitos del sábado la decisión del gobierno provincial era no entregarlos a las fuerzas federales hasta que no llegara el jefe del comando unificado. Es más, en la zona de la comisaría de Helvecia sólo se veían policías santafesinos, que incluso formaban un cordón, y ningún efectivo nacional, a quienes se les impedía el acceso. 

Fascendini precisó que fueron las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) de la Policía Santafesina quienes capturaron a los evadidos del triple crimen de General Rodríguez en inmediaciones a Cayastá. Tenían un fusil FAL, 20 balas y dinero en efectivo.

En tanto el periodista de Radio 2, Fernando Carrafiello señaló que los evadidos fueron capturados cerca de donde el sábado detuvieron a Martín. Estaban ocultos –de acuerdo a esta primera versión– en un molino arrocero cercano a Cayastá donde tomaron de rehén al sereno, Martín “Pampa” Franco. Según trascendió, esa arrocera había sido requisada con resultado negativo el sábado. 

Martín Lanatta fue el primero en ser detenido este sábado, tras un confuso episodio en el que se comunicó que habían sido detenidos los tres, cuando en realidad los otros dos seguían prófugos. 

Este lunes por la mañana, el abogado de los hermanos por la causa del triple crimen, Daniel Mazzochinni, había lanzando por Radio 2 la hipótesis de que Lanatta se había entregado para distraer a la policía y así darles tiempo a Christian y Schillaci a huir. 

¿Qué te pareció la nota?

No me gustó Me gustó

Comentarios

  1. Imagen de perfil de eleonora 1
    eleonora paolini

    estoy segura que fue gracias a Maximiliano Pullaro que pudieron atrapar a los prófugos. Felicitaciones Pullaro!

  2. Imagen de perfil de Cartorr 2
    Carlos Torres

    Orgullo del gobierno que tenemos en Santa Fe.

  3. Imagen de perfil de Cartorr 3
    Carlos Torres

    Patricia le pasa la posta a Pullaro cuando descubre que tiene a los traidores dentro se sus fuerzas. Gobernar en serio no es bailar y tirar globos.

Segui Leyendo